rss

Entrevista Pregrabada Al Secretario De Estado Rex Tillerson Por Chuck Todd De Meet the Press

Español Español, Français Français, Русский Русский

 

ENTREVISTA PREGRABADA AL SECRETARIO DE ESTADO REX TILLERSON
POR CHUCK TODD DE MEET THE PRESS

13 de mayo de 2017

 

PREGUNTA: Me acompaña, en su primera aparición en Meet the Press, el secretario de Estado Rex Tillerson. Sr. Secretario, bienvenido a Meet the Press.

SECRETARIO TILLERSON: Muchas gracias, Chuck. Un gusto estar con usted.

PREGUNTA: Quisiera empezar con las noticias de la semana. El presidente Trump dijo que tuvo en mente el tema de Rusia cuando despidió al director del FBI James Comey. Se ha referido a la investigación rusa como noticias falsas, como una caza de brujas. En su opinión, y considerando las relaciones que tienen en todo el mundo, ¿cree que esta investigación de Rusia es una caza de brujas y que son noticas falsas? ¿El presidente está en lo cierto?

SECRETARIO TILLERSON: Bien, Chuck, el presidente, creo, ha dejado en claro que considera que es importante que volvamos a relacionarnos con Rusia. Opino que la relación con Rusia, como la describió él y como yo también la he explicado, está en uno de los niveles más bajos jamás alcanzados desde el final de la Guerra Fría, y hay un nivel de confianza muy bajo. Creo que el mundo…. que conviene al interés de la población estadounidense, de Rusia y del resto del mundo que hagamos algo para ver si podemos mejorar la relación entre las dos principales potencias nucleares más importantes del mundo. Entonces, creo que el presidente está comprometido, al menos, con hacer un esfuerzo en ese sentido, y sin duda me ha pedido que yo también me esmere en esto.

PREGUNTA: Entiendo. Pero uno observa lo que ha sucedido en estas naciones de Europa occidental —en Francia, el Reino Unido, Alemania e Italia— en cuanto a las acusaciones sobre interferencia rusa en sus procesos democráticos. ¿Qué mensaje se envía a esos países si el principal aliado, Estados Unidos, y el mismo presidente despiden al hombre en el organismo que estaba examinando justamente el problema del que estamos tratando, es decir, la intromisión rusa en la democracia?

SECRETARIO TILLERSON: Bueno, Chuck, lo que escucho de los líderes de otras naciones, en Europa y en general —pues el tema de Rusia se aborda en todas nuestras conversaciones— es que las demás naciones también desean que EE. UU. y Rusia trabajen para mejorar nuestra relación, por todos los motivos que acabo de mencionar.

Creo que hay una percepción mayoritaria de que no es saludable para el mundo, y sin duda no lo es para nosotros, para el pueblo estadounidense, y nuestros intereses de seguridad nacional y de otro tipo, que esta relación siga en este nivel tan bajo. Queda por verse si podemos o no mejorarla. Va a llevar algo de tiempo. Se va a necesitar mucho trabajo. Pero creo que el presidente está decidido, y acertadamente, y yo también estoy decidido junto con él, a ver si podemos hacer algo para ponernos en una mejor posición en nuestra relación con Rusia.

PREGUNTA: ¿Pueden ponerse en una mejor posición ante ellos si no abordan este tema de la interferencia rusa? Es decir, su homólogo, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, el Sr. Lavrov, dijo que ustedes ni siquiera hablaron del tema de la interferencia rusa en sus elecciones porque, según dijo, el presidente Trump mismo dice que son noticias falsas y que no es un problema. ¿Por qué a ellos no les han planteado este tema?

SECRETARIO TILLERSON: Bueno, Chuck, creo que tuvimos una gran variedad de temas importantes para abordar en la relación entre EE. UU. y Rusia. Claramente, la interferencia en las elecciones es uno de esos temas. Creo que la cuestión ha sido bien documentada. La naturaleza de esa interferencia se entiende muy bien aquí y en cualquier otro sitio. Y estos no son nuevos (inaudible) de parte del Gobierno de Rusia dirigidos no solo a nosotros sino también a otros. Una vez más, creo que tenemos que analizar esta relación en su alcance más amplio, y hay muchas, pero muchas áreas importantes que requieren nuestra atención si acaso pretendemos una relación que, según creemos, es necesaria para la seguridad de EE. UU.

PREGUNTA: Sin embargo, Sr. Secretario, esto es fundamental. Hubo una intromisión de ellos en nuestra democracia. No entiendo cómo esto no es un tema de máxima prioridad que tendrían que tratar con ellos para poder empezar desde cero. No se puede hacer borrón y cuenta nueva hasta que o ellos se hagan cargo de lo que hicieron, o nosotros los castiguemos de un modo tal que asegure que no vayan a volver a hacerlo.

SECRETARIO TILLERSON: Bien, Chuck, creo que es importante entender que no estamos tratando de hacer borrón y cuenta nueva. Creo que hay un uso excesivo de términos como reiniciar. No se puede reiniciar. No se puede borrar el pasado. No es posible hacer borrón y cuenta nueva, y no estamos intentando hacerlo.

Estamos empezando con la situación que tenemos y con todos los problemas que ya están. No vamos a obviar a ninguno de ellos. No le damos a nadie un pase libre respecto de esos problemas. Forman parte del carácter total de las conversaciones que estamos teniendo con los rusos, y sí, hay muchos temas que tenemos que resolver para poder recomponer esta relación, si acaso eso es posible.

PREGUNTA: Durante su audiencia de confirmación, usted dejó en claro que no había sido informado sobre los informes de inteligencia de que 17 organismos distintos llegaron a la conclusión de que los rusos sí intentaron interferir en la elección. Obviamente, hay una investigación en curso para determinar si hubo algún tipo de connivencia en esta intromisión.

Desde que se convirtió en secretario de Estado en febrero, ¿ha sido informado al respecto? ¿Ha visto estos informes de inteligencia ahora? ¿Tiene en claro si es un hecho que los rusos interfirieron en nuestra elección?

SECRETARIO TILLERSON: He visto los informes de inteligencia, Chuck. Y sí, no creo que haya dudas de que los rusos estuvieron inmiscuyéndose en nuestro proceso electoral. Una vez más, esos informes de inteligencia también han indicado que no son concluyentes en cuanto a qué efecto tuvo esto, si acaso lo tuvo.

PREGUNTA: Entiendo lo del impacto. Pero el hecho de que se metieran en eso, ¿cuáles cree usted que deberían ser las repercusiones?

SECRETARIO TILLERSON: Bien, forma parte del panorama más general de conversaciones, Chuck. Y creo que el verdadero impacto es que sirve una vez más para socavar la confianza entre Estados Unidos y Rusia. Y como dije antes, y también lo dijo el presidente, ahora mismo estamos en un nivel muy pero muy bajo de confianza entre nuestros dos países. Entonces, lo que estamos examinando es cómo empezamos el proceso de restablecimiento de esa confianza y, en última instancia, se tratarán todos esos temas.

PREGUNTA: Durante la reunión en el Despacho Oval con el ministro de Relaciones Exteriores y el presidente, en la síntesis que recibimos no estaba claro que iba a estar allí el embajador Kislyak, que ha estado involucrado en esta investigación de Rusia con respecto al exasesor de Seguridad Nacional Mike Flynn. Solamente nos enteramos a través de una agencia de noticias rusa, porque publicaron fotografías que mostraban que estuvo allí. ¿Por qué la Casa Blanca no dio a conocer públicamente que el embajador ruso también iba a estar en esa reunión?

SECRETARIO TILLERSON: Chuck, no lo sé. Tendrá que hacerle esa pregunta al personal de la Casa Blanca y a la gente de protocolo. No puedo contestarle eso. No lo sé.

PREGUNTA: ¿Es algo que ustedes supieron todo el tiempo, que iba a participar?

SECRETARIO TILLERSON: Él participó en la reunión bilateral que mantuvimos el ministro de Relaciones Exteriores Lavrov y yo, que tuvo lugar aproximadamente una hora y media antes de la reunión con el presidente en el Despacho Oval. Pero no recuerdo si supe efectivamente quiénes eran todas las personas que traerían ellos al Despacho Oval.

PREGUNTA: Bien, quisiera pasar a otro tema. Sé que hay un viaje muy importante, el primer viaje del presidente al extranjero, a Medio Oriente. El presidente se mostró muy severo en todos los temas relativos a Arabia Saudita durante varias entrevistas que tuve con él a lo largo de la campaña. En un momento, el candidato Donald Trump dijo que es ridículo que Estados Unidos preste tanta asistencia a los sauditas, que no estarían allí si no fuera por nosotros. Incluso cuestionó el modo en que los sauditas tratan a las mujeres, y cómo tratan a las personas homosexuales. Ahora va a viajar allí, y va a dar un discurso en Riad. ¿Va a mencionar estos temas? ¿Va a mencionar ante Arabia Saudita estos temas de derechos humanos y, por decirlo de algún modo, las endebles reformas democráticas que han hecho?

SECRETARIO TILLERSON: Bien, Chuck, este es un viaje muy importante que emprenderá el presidente más adelante en la semana. Como sabe, en la primera mitad de viaje va a visitar tres países, va a visitar grandes centros que representan importantes religiones del mundo: la fe musulmana en el Reino de Arabia Saudita; el judaísmo, cuando visite Israel; y el cristianismo, cuando visite al Papa en el Vaticano.

Y creo que un aspecto importante de esta visita que hace el presidente es llevar un mensaje de unidad entre todas estas personas de fe de estas grandes religiones; él cree firmemente que la fortaleza de la fe de las personas de estas religiones va a prevalecer y, en última instancia, triunfar por sobre las fuerzas del terrorismo, y los rostros terribles de los (inaudible) violentos.

PREGUNTA: (Empezada) ¿…tomamos partido en esta guerra que lleva siglos entre (inaudible)?

SECRETARIO TILLERSON: No, Chuck, para nada. Esto no tiene que ver con ninguna religión en particular; sin embargo, hay un fuerte elemento que es el rol de Irán, es decir, el papel de la nación de Irán de apoyo al terrorismo, a las expresiones extremistas violentas y a las acciones perturbadoras y de desestabilización de Irán en sus actividades hegemónicas en la región.

Creo que hay una opinión general y un amplio consenso entre todos en la región, entre todas las naciones árabes, entre Israel y otros actores, sobre las actividades de desestabilización de Irán en la región. Entonces, creo que haría una distinción; se trata sobre todo de hacer frente en unidad contra Irán, antes que adoptar algún tono concreto en materia de religión.

PREGUNTA: Quisiera darle la oportunidad de responder a un artículo de opinión de senador John McCain, en el cual lo menciona, señor. Dijo lo siguiente: “En un discurso reciente ante empleados del Departamento de Estado, el secretario de Estado Rex Tillerson dijo, ‘Supeditar demasiado nuestra política exterior a los valores genera obstáculos a la posibilidad de promover nuestros intereses nacionales’”. McCain dice además, “Con esas palabras, el secretario Tillerson envió una mensaje a los pueblos oprimidos en el mundo: ‘No pongan sus esperanzas en Estados Unidos. Nuestros valores hacen que entendamos su difícil situación, y cuando sea conveniente tal vez expresemos oficialmente nuestra esa compasión’”.

Son palabas muy duras del senador McCain. ¿Qué tiene para decirle en respuesta?

SECRETARIO TILLERSON: Bueno, en primer lugar diría que si alguien se ha ganado el derecho de manifestar su opinión es el senador McCain, por quien siento un profundo respeto.

Creo que lo que yo dije, Chuck, en ese mensaje a los empleados del Departamento de Estado es importante que lo entendamos, y es que los valores estadounidenses son los de libertad, trato de personas, dignidad humana, libertad de expresión en todo el mundo… esos son nuestros valores. Esos son nuestros valores constantes. Están presentes en todo lo que hacemos. Y, de hecho, sirven como parámetro y también como límites al formular nuestros enfoques de política exterior y nuestras acciones diplomáticas.

Pero hago una distinción entre valores y política. Una política tiene que ser específica para una situación individual, para el país, las circunstancias, los temas más generales que abordamos en términos de promover nuestros intereses de seguridad nacional y nuestros intereses económicos nacionales. Y, entonces, las políticas tienen que ser adaptables, tienen que cambiar, deben adaptarse a las condiciones. Pero nuestros valores nunca cambian. Nuestros valores nunca pueden quedar comprometidos. Entonces, los valores guían nuestra política; pero si ponemos nuestros valores por adelante de nuestras políticas y decimos que esa es nuestra política, no tendremos margen para adaptarnos a las circunstancias cambiantes para lograr nuestro fin último. Y creo que si logramos alcanzar nuestros objetivos últimos en el plano diplomático y de seguridad nacional, entonces vamos a generar las condiciones para el progreso de la libertad en todo el mundo.

PREGUNTA: Bien. Sé que tiene que irse. Tengo otras dos preguntas. El tema del traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén. Se dijo que eso no iba va a suceder, y luego eso se desdijo. Permítame preguntarle lo siguiente: ¿Cuándo será la decisión final, o va a ser una de esas cosas que siempre vamos a contemplar la posibilidad de trasladar, pero por un tiempo va a ser una cuestión elusiva?

SECRETARIO TILLERSON: Bueno, el presidente, creo que acertadamente, ha adoptado un enfoque muy deliberativo para entender el tema, escuchar opiniones de todos los interesados en la región, y comprender qué impacto tendría esa decisión en el contexto de una iniciativa de paz. Como sabe, el presidente recientemente manifestó su opinión de que desea poner gran empeño en ver si podemos promover una iniciativa de paz entre Israel y Palestina. Y entonces creo que, en gran medida, el presidente está siendo muy cauto para entender qué impacto tendría una decisión de ese tipo en un proceso de paz.

PREGUNTA: Entonces, podría pasar cierto tiempo; si el proceso de paz está activo, ¿se abstendría de trasladar la embajada? Así es como creo que interpreté su respuesta. ¿Es una interpretación razonable?

SECRETARIO TILLERSON: Creo que, una vez más, dependerá de las partes que estén involucradas en esas conversaciones, y sin duda de la opinión de Israel en cuanto a si considera que sería útil para una iniciativa de paz o tal vez una distracción. Entonces creo que el presidente está siendo muy cauto cuando aborda este tema, y está bien que así sea.

PREGUNTA: Por último, ¿el despido del director del FBI Comey (fonética) influyó en su apreciación sobre qué margen de independencia le dará el presidente?

SECRETARIO TILLERSON: En absoluto, Chuck. Tengo una excelente relación con el presidente. Entiendo cuáles son sus objetivos. Cuando no tengo en claro cuáles son sus objetivos, lo hablamos. Pero estoy plenamente enfocado en ayudar al presidente a alcanzar sus objetivos, y ayudarlo a tener éxito. Y entiendo que me he ganado su confianza cada día con el modo en que encaro estos temas y cómo llevo adelante las actividades del Departamento de Estado de manera acorde con la dirección hacia donde quiere llevar al país.

PREGUNTA: ¿Cuál es para usted el límite entre el servicio al presidente y el servicio al país?

SECRETARIO TILLERSON: Bueno, nunca voy a comprometer mis propios valores, Chuck, y ese es mi único límite, y mis valores son los valores de mi país.

PREGUNTA: Secretario Tillerson, sé que está ocupado, y tiene que irse, pues tiene un viaje muy importante por delante. Gracias por habernos dedicado este tiempo. Realmente lo valoro.

SECRETARIO TILLERSON: Gracias, Chuck. Y aprovecho para desearles un Feliz Día de la Madre a todas las madres, sobre todo a la mía, a mi esposa y a mis dos nueras, las madres de mis nietos. Gracias, Chuck.

PREGUNTA: Un gran mensaje. Gracias.

# # #

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.

 


Esta tradução é fornecida como cortesia e apenas o texto original em inglês deve ser considerado oficial.
Atualizações de E-mail
Para se inscrever para atualizações ou acessar suas preferências de assinante, digite abaixo suas informações de contato.