rss

PALABRAS DEL PRESIDENTE TRUMPY DEL PRESIDENTE ABBAS DE LA AUTORIDAD PALESTINA EN DECLARACIONES CONJUNTAS

العربية العربية, Français Français, Português Português, Русский Русский

LA CASA BLANCA
Oficina del secretario de Prensa
23 de mayo de 2017

Palacio Presidencial

Belén

PRESIDENTE ABBAS: (por medio de intérprete)

*             *             *             *

(En inglés) Señor Presidente, Donald Trump, (inaudible) para lograr el la paz entre los palestinos y los israelíes. Señor Presidente, yo le extiendo la mano para darle la bienvenida en esta noble y (inaudible) misión.

PRESIDENTE TRUMP: Muchas gracias.

Como presidente de Estados Unidos, en nombre del pueblo de Estados Unidos, quisiera comenzar ofreciendo mis oraciones a la población de Manchester en el Reino Unido. Hago extensivas mis profundas condolencias a todos aquellos terriblemente heridos en este atentado terrorista, a los muchos muertos y a sus familias, tantas familias, de las víctimas.

Nosotros estamos en absoluta solidaridad con el pueblo del Reino Unido. Tantos jóvenes, hermosos, gente inocente viviendo y gozando sus vidas, asesinados por diabólicos perdedores en la vida. No los he de llamar monstruos, porque a ellos les gustaría este término. Ellos pensarían que se trata de un gran nombre. A partir de ahora les llamaré perdedores, porque eso es lo que son. Son perdedores. Y habrá más de ellos, pero son perdedores, basta recordar eso.

Es sobre esto a lo que me he dedicado a hablar en los últimos días durante mi viaje en el extranjero. Nuestra sociedad no puede tener tolerancia por la continuación del derramamiento de sangre, no podemos permanecer ni un minutos más ante la matanza de gente inocente. Y en el ataque de hoy, la mayoría eran niños inocentes.

Los terroristas y los extremistas y todos quienes les dan ayudan y confortan deben ser expulsados de nuestra sociedad para siempre. Esa ideología desviada debe ser obliterada, y quiero decir completamente obliterada, y la vida inocente debe ser protegida. Todas las vidas inocentes. La vida debe ser protegida. Todas las naciones civilizadas deben actuar juntas para proteger la vida humana y el sagrado derecho de nuestros ciudadanos a vivir con seguridad y en paz.

Quiero ofrecer mi profundo aprecio a los palestinos y al presidente Abbas por acogerme hoy. Es un honor acompañarlo en Belén, una ciudad que es tan preciada por personas de todo el mundo. Es una ciudad preciosa.

Como ya conversé con el presidente Abbas en Washington, a principios de este mes, estoy comprometido a tratar de lograr un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos y tengo la intención de hacer todo lo que pueda para ayudarlos a lograr esa meta. El presidente Abbas me aseguró que está listo para trabajar hacia ese objetivo, con buena fe. Y el primer ministro Netanyahu ha prometido lo mismo. Espero trabajar con estos líderes hacia una paz duradera.

También pretendo seguir trabajando con el presidente Abbas en otros asuntos importantes, como es liberar el potencial de la economía palestina, que está pasando un momento muy difícil, e incrementar nuestros muy productivos esfuerzos contra el terrorismo.

Hace varios días en Arabia Saudita me reuní con líderes del mundo musulmán y países árabes de toda la región. Fue un encuentro épico. Fue un acontecimiento histórico. El rey Salman de Arabia Saudita no pudo haber sido más amable y les puedo decir que es un hombre muy pero que muy sabio. Hice un llamamiento a esos líderes y les pedí que se unieran en una asociación para erradicar el terrorismo de su medio de una vez por todas.

Fue una reunión profundamente productiva. La gente dijo que en realidad nunca antes hubo algo siquiera parecido en la historia. Yo lo creo. Estar ahí y ver quienes estaban allí y escuchar el espíritu y tanto amor, nunca antes hubo algo así en la historia. Y fue un honor poder participar. Pero hay grandes cosas que pueden resultar de ese encuentro.

Me sentí gratificado cuando el presidente Abbas se sumó a la cumbre y se comprometió a tomar pasos firmes, pero necesarios, para combatir el terrorismo y confrontar esa ideología de odio. Y es tan interesante que nuestra reunión tuviera lugar en esa misma horrible mañana del día en que se produjo la muerte de personas jóvenes inocentes.

La paz nunca puede arraigarse en un ambiente en que la violencia sea tolerada, financiada e incluso premiada. Debemos estar decididos a condenar esos actos con una sola voz, unificada. La paz es una opción que debemos elegir cada día, y Estados Unidos está aquí para hacer posible ese sueño para los jóvenes y niños judíos, cristianos y musulmanes de toda la región. Al lograrlo podremos tener un futuro más seguro y brillante, y un mundo más seguro y brillante.

En este espíritu de esperanza nosotros vinimos a Belén pidiendo a Dios un mundo más pacífico, seguro, y mucho más tolerante para todos nosotros. Yo tengo verdadera esperanza en que Estados Unidos pueda ayudar a israelíes y palestinos a forjar la paz, y traiga nuevas esperanzas a la región y su gente. También creo firmemente que Israel y los palestinos pueden hacer la paz, ello iniciará un proceso de paz en todo Oriente Medio. Y ese sería un logro asombroso.

Muchas gracias a todos. Muchas gracias

FIN                 11:19 A.M. IDT

###

 


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.