rss

Principales resultados de las prioridades de Estados Unidos durante el 35° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

العربية العربية, Русский Русский, اردو اردو, Português Português, Français Français

DEPARTAMENTO DE ESTADO DE LOS ESTADOS UNIDOS
Oficina del portavoz
Para publicación inmediata
HOJA INFORMATIVA
2017/06/26

Durante el 35° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ONU (CDH), que tuvo lugar en Ginebra del 6 al 23 de junio, el liderazgo de los Estados Unidos resultó crítico en la definición de la respuesta internacional ante situaciones urgentes en materia de derechos humanos. La representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, embajadora Nikki Haley, asistió a la apertura del período de sesiones y confirmó el compromiso de Estados Unidos con los derechos humanos, al tiempo que reactivó los debates sobre la reforma del CDH. En su discurso en la Sala de Derechos Humanos y otro en el Instituto Universitario, en Ginebra, la embajadora Haley presentó la posición de Estados Unidos respecto al futuro involucramiento en el Consejo de Derechos Humanos. Destacó la necesidad de reforma del CDH a fin de hacerlo más eficaz y responsable, en particular, mediante la eliminación de la agenda sesgada del programa, centrado solamente en Israel. Subrayó la necesidad de que el CDH dirija la atención y la acción internacional a los peores violadores de los derechos humanos, incluyendo por medio de reformas a la composición del Consejo, y la necesidad de que los miembros muestren su liderazgo en cooperar con los mecanismos de los derechos humanos de la ONU. Estados Unidos se unió con otros 47 Estados en la firma de una declaración conjunta encabezada por Holanda que propone medidas destinadas a mejorar la composición del Consejo y consolidar su credibilidad.

República Democrática del Congo: Estados Unidos se sumó al consenso sobre una resolución que establece un equipo internacional que investigará los informes de las atrocidades que ocurren en las provincias Kasai de la República Democrática del Congo (RDC). Asimismo, publicamos una firme declaración en la que instamos al Gobierno de la RDC a cooperar con la investigación, a brindarle acceso a todas las zonas del país, a garantizar la seguridad de todos los que colaboren con ella, incluidas las víctimas y los testigos, y a asegurar la rendición de cuentas de todos los autores de las violaciones y los abusos de derechos humanos, con independencia de su afiliación política.

Venezuela: El 6 de junio, Estados Unidos patrocinó (de forma conjunta con Reino Unido, Georgia e Israel) un evento paralelo de referencia sobre Venezuela, con el objetivo de llamar la atención sobre el deterioro de la situación de los derechos humanos en dicho país. La embajadora Haley pronunció unas palabras de apertura, que precedieron al debate de un grupo de cuatro defensores de derechos humanos de Venezuela y el Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Al finalizar este evento, Estados Unidos condenó las represalias de la delegación venezolana contra dos de los miembros de dicho grupo.

Igualdad de género: Estados Unidos se unió al consenso sobre las resoluciones encaminadas a eliminar la violencia contra las mujeres y la discriminación de las mujeres y niñas. También copatrocinamos resoluciones dirigidas a ampliar el mandato de los Relatores Especiales sobre la trata de personas y sobre el matrimonio infantil, precoz y forzado en contextos humanitarios.

Otras resoluciones específicas por países: Estados Unidos copatrocinó una resolución sobre las violaciones y los abusos flagrantes de derechos humanos en Siria, en particular las violaciones infligidas por el gobierno. También copatrocinamos una resolución que celebraba la colaboración del Gobierno ucraniano con los observadores de derechos humanos de la ONU. Estados Unidos mantuvo su fuerte respaldo a los mandatos de los relatores especiales sobre Bielorrusia y sobre la situación de los derechos humanos en Eritrea y, asimismo, apoyó una declaración presidencial sobre Cote d’Ivoire dirigida a promover la cooperación permanente entre el Gobierno y la ONU en materia de derechos humanos.

Otras resoluciones temáticas: Estados Unidos copatrocinó resoluciones relativas a la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo y destinadas a ampliar los mandatos de los Relatores Especiales sobre los derechos de las personas con discapacidad y sobre la independencia de los jueces y abogados, así como del grupo de trabajo sobre los derechos humanos y las empresas transnacionales.

###


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.