rss

Discurso en la Conferencia Internacional sobre Movilización de los Esfuerzos de Aplicación de la Ley para Derrotar a ISIS

العربية العربية, English English, Français Français, हिन्दी हिन्दी, Português Português, Русский Русский, اردو اردو

Embajador Nathan A. Sales
Coordinador contra el Terrorismo
27 de febrero de 2018

 
 

Buenos días a todos. En nombre del Departamento de Estado, INTERPOL y el Instituto Internacional para la Justicia y el Estado de Derecho (International Institute for Justice and the Rule of Law), quisiera darles la bienvenida a todos.

Muchas gracias por haber viajado desde todas las latitudes con el fin de participar en esta importante conferencia sobre nuestras acciones colectivas de aplicación de la ley para combatir a ISIS. Y gracias de antemano por los diálogos interesantes que tendrán lugar en breve.

Permítanme comenzar destacando los avances extraordinarios que ha conseguido la Coalición para derrotar a ISIS en el terreno, en Irak y Siria. Casi todo el territorio que estuvo en un momento controlado por ISIS ahora ha sido liberado.

Sin embargo, a medida que derrotamos a ISIS en el campo de batalla, la organización se ha adaptado a nuestro éxito. La lucha está lejos de haber terminado, y simplemente avanza hacia una nueva etapa. Los terroristas curtidos en el campo de batalla están regresando a su lugar de origen luego de haber estado en la zona de combate o están haciendo estragos en terceros países. Terroristas locales, personas inspiradas por ISIS, pero que nunca han pisado Siria, están cometiendo atentados.

Necesitamos contar con una estrategia coordinada y eficaz para esta próxima etapa del conflicto, y es por eso que ahora estamos aquí reunidos. Para ello, necesitamos una comprensión común de ISIS que tome en cuenta su evolución, y las herramientas más idóneas para hacerle frente. A medida que ISIS cobra un carácter más disperso, nuestra prioridad debe ser impedir que se reconstruya como una fuerza combatiente con un espacio que le sirva de refugio seguro. También debemos impedir que utilice Internet como refugio seguro virtual desde donde radicalizar o reclutar a nuevos seguidores.

A medida que ISIS se adapta, en la mayoría de los sitios la lucha pasará de soluciones militares a soluciones de aplicación de la ley. Cada vez más, necesitaremos complementar nuestros esfuerzos militares para derrotar a ISIS con medidas civiles que puedan garantizar la derrota duradera de la organización.

Permítanme ser más específico. Nuestros esfuerzos incluirán herramientas de aplicación de la ley, como acciones penales contra combatientes terroristas extranjeros, recopilar y usar pruebas extraídas del campo de batalla y actualizar nuestras leyes para actuar más eficazmente contra la amenaza. Necesitaremos un control más riguroso de las fronteras y un intercambio más sólido de información, tanto dentro de los gobiernos como entre ellos. Será necesario designar y sancionar a filiales y financistas de ISIS para interrumpir sus fuentes de dinero. Y tendremos que contrarrestar la narrativa de los terroristas.

Estas áreas de trabajo recibieron un fuerte impulso en diciembre pasado, cuando el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó por unanimidad la Resolución 2396 junto con 66 copatrocinadores. La Resolución (UNSCR) 2396 incluye una serie de herramientas y obligaciones claves en materia de antiterrorismo. Listas de vigilancia de terroristas conocidos y presuntos. Intercambio de información, incluidos registros de nombres de pasajeros o PNR (passenger name records). Persecución penal de los combatientes que regresan del escenario de batalla y de quienes se sienten inspirados por ISIS. Y designaciones para interrumpir el flujo de fondos hacia las organizaciones terroristas y sus miembros.

Quisiera dedicar unos minutos a explicar qué está haciendo Estados Unidos para contrarrestar a ISIS desde el ámbito de la aplicación de la ley. Espero que esto sirva como punto de partida para nuestros debates en los dos días siguientes.

Creación de listas de vigilancia e intercambio de información

Cada día, más de un millón de personas llegan a Estados Unidos por vía terrestre, marítima y aérea. Verificamos sus nombres y otros datos cotejándolos con nuestras listas de vigilancia de terroristas conocidos y presuntos para identificar posibles amenazas. Todo país que asuma seriamente la defensa de sus fronteras se beneficiaría con este tipo de control. Los Estados Unidos y muchos otros actores en esta sala están dispuestos a apoyar los esfuerzos de cada gobierno para generar un sistema de listas de vigilancia que proteja a su propio país y mejore la seguridad internacional.

En los últimos años, hemos celebrado decenas de acuerdos bilaterales con nuestros aliados y socios en el marco de la Directiva Presidencial sobre Seguridad Nacional 6 (HSPD-6). Estos intercambios de información nos permiten compartir datos de listas de vigilancia con países socios. Permiten que podamos ayudarnos en forma recíproca a identificar terroristas que se desplazan entre nuestros países.

Tan solo el año pasado, firmamos otros diez acuerdos en los términos de la HSPD-6, con lo cual el total asciende ahora a 69. Nos proponemos suscribir más durante el próximo año. Y pretendemos que los socios que han firmado estos acuerdos los implementen en forma integral.

También es crucial compartir información a través de plataformas multilaterales, como INTERPOL. No es casual que INTERPOL sea uno de los organizadores de este evento. Al pasar a la siguiente etapa de nuestra lucha contra ISIS, las capacidades que aporten serán de suma importancia.

Las bases de datos de INTERPOL multiplican el impacto de los controles basados en las listas de verificación de cada país. Estas herramientas reúnen en un único sitio información aportada por decenas de gobiernos, y permiten que los países controlen a los viajeros sobre la base de información a la cual, de otro modo, no tendrían acceso.

No obstante, no basta con acordar el acceso a las bases de datos de INTERPOL. Una terminal solitaria conectada a INTERPOL en una oficina no sirve de mucho. A menos que nuestras autoridades de control fronterizo y los agentes de aplicación de la ley tengan un acceso directo y en tiempo real, nunca podremos ser lo suficientemente veloces como para desarticular el siguiente atentado.

Insto a cada uno de ustedes a que, cuando regresen a casa, pregunten si cada agente fronterizo y de policía tiene acceso a estas bases de datos. Si no es así, entonces las personas en la primera línea no cuentan con la información que necesitan para proteger a sus ciudadanos.

También quisiera destacar la importancia de los datos en los registros de nombres de pasajeros. Estos datos son la información que se proporciona a una aerolínea al reservar un pasaje, es decir, nombres, asientos, datos de contacto, etc.

Los registros de nombres de pasajeros han sido uno de los pilares de la seguridad fronteriza estadounidense durante años. Los utilizamos para buscar patrones de viajes sospechosos, e identificar amenazas que podrían haber pasado inadvertidas. También los usamos para ver nexos ocultos entre terroristas conocidos y sus socios desconocidos.

Conforme a la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 2396, todos los miembros de la ONU deberán desarrollar este mismo tipo de sistemas. Estados Unidos tiene el compromiso de hacer todo lo posible para ayudar. Estamos dispuestos a compartir nuestro sistema de registros de nombres de pasajeros con países interesados, y también Holanda está analizando opciones para poner a disposición su sistema a través de canales internacionales.

Juzgamiento y detención

Cuando nuestros policías o soldados hayan capturado a terroristas, a veces tendremos interés en juzgarlos. Aquí en Estados Unidos, tenemos un sólido sistema de leyes penales que aplicamos para impedir que operadores de ISIS queden libres en las calles de Manhattan o Washington D.C.

Tal como lo exige la Resolución 2396 y otras resoluciones, instamos a los demás países a adoptar leyes adecuadas para garantizar que sus fiscales tengan las herramientas indispensables para actuar ante la siguiente etapa de la amenaza de ISIS. Eso implica leyes que aborden una amplia variedad de actividades terroristas, y leyes que impongan penas significativas a quienes resulten condenados.

Un juzgamiento eficaz dependerá además de asumir la responsabilidad de repatriar a nuestros ciudadanos capturados en el escenario de batalla. Quisiera ser claro en este sentido: aunque hoy en día esto pueda ser difícil en términos políticos, no asumir la custodia de estos combatientes ahora conllevará consecuencias mucho más difíciles y dolorosas en el futuro. Si estos combatientes regresan a casa o al territorio de nuestros aliados y socios, todos pagaremos el precio de la inacción.

A su vez, debemos reconocer que, en algunos casos, el juzgamiento no será pertinente. Por ello, el presidente Trump anunció el mes pasado su decisión de reconsiderar nuestra política sobre detenciones militares y mantener abiertas las instalaciones de detención en Bahía de Guantánamo.

Designaciones

Por último, todos los países deben desarrollar los sistemas jurídicos necesarios para designar y sancionar a terroristas. Esto nos permite interrumpir su financiamiento; no deseamos solamente interceptar a la persona que detona la bomba, sino que pretendemos además detener al que la compra.

Con esa intención, anuncio hoy la decisión del secretario Tillerson de designar a siete grupos afiliados a ISIS: ISIS-África Occidental, ISIS-Somalia, ISIS-Egipto, ISIS-Bangladés, ISIS-Filipinas, el Grupo Maute y Jund al-Khilafah-Túnez. El secretario ha designado asimismo a dos líderes afiliados a ISIS: Mahad Moalim y Abu Musab al-Barnawi.

Estos terroristas han sido designados conforme a una multiplicidad de regímenes, lo que incluye su designación como Terroristas Globales Especialmente Designados conforme a la Orden Ejecutiva 13224 y como Organizaciones Terroristas Extranjeras en virtud del artículo 219 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad.

Enumerar cada atrocidad por la cual son responsables estos grupos llevaría todo el día, y por eso solo voy a mencionar algunas. En diciembre de 2016, ISIS-Egipto perpetró un atentado con explosivos en la catedral copta de El Cairo, que provoco la muerte de 28 personas. ISIS-Bangladés asesinó a 22 personas en un ataque en julio de 2016 contra el establecimiento Panaderia Artesanal Holey, en Dacca. Jund al-Khilafah-Túnez decapitó a un pastor en noviembre de 2015. El Grupo Maute es responsable del asedio de la ciudad filipina de Marawi y el atentado con explosivos en el mercado de Dávao en septiembre de 2016, que dejó un saldo de 15 muertos y 70 heridos.

Las designaciones del día de hoy se suman a los ocho grupos afiliados a ISIS que enumeramos previamente. Hemos designado a estos grupos y personas para dar una idea clara de la red global de ISIS y enfatizar que la campaña contra ISIS dista de haber terminado. Las designaciones privarán a la red de ISIS de los recursos que necesita para perpetrar atentados terroristas.

Conclusión

Para concluir, quisiera manifestar mi profundo agradecimiento por la cooperación internacional que hemos observado en nuestra campaña contra ISIS. Sé que muchos de ustedes están desarrollando sus propias iniciativas para seguir adelante con esta batalla, a medida que pasamos del terreno militar al civil.

Mi esperanza es que esta conferencia nos ayude a centrar nuestra atención en lograr la derrota perdurable de esta nefasta organización terrorista, así como de Al-Qaeda y de terroristas que actúan por propia iniciativa inspirados por estos grupos.

Dicho esto, quisiera agradecer una vez más a los asistentes por sus esfuerzos constantes y decididos en esta causa, y confío en que tendremos dos jornadas extraordinarias de deliberaciones.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.