rss

Secretario de Estado, Michael R. Pompeo, en la ceremonia de presentación del Informe sobre la Trata de Personas 2018

Facebooktwittergoogle_plusmail
English English, العربية العربية, Français Français, हिन्दी हिन्दी, Português Português, اردو اردو, Русский Русский

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina de la Portavoz
Para su difusión inmediata
Discurso
28 de junio de 2018

 

Auditorio Dean Acheson

Washington, D.C.

SRA. JOHNSTONE: Buenos días y bienvenidos al Departamento de Estado. Me llamo Kari Johnstone y soy la directora interina de la Oficina para el Monitoreo y Combate de la Trata de Personas.

Gracias a todos por acompañarnos hoy para marcar la publicación del décimo octavo Informe Anual sobre Tráfico de Personas (TIP, por sus siglas en inglés). Es un honor estar aquí con el secretario Pompeo y la asesora del presidente, Ivanka Trump. Les agradecemos a los dos mucho por hacer visible el tema de la trata de personas y por su apoyo a nuestra oficina.

Unas pocas palabras acerca del programa de hoy. Primero, el secretario Pompeo hará los comentarios principales. Seguidamente, el secretario Pompeo y la Sra. Trump honrarán a nuestros 10 héroes ejemplares del informe TIP y escucharemos breves comentarios de uno de ellos. Después de la conclusión del evento, les invito a recoger una copia del informe en la parte de atrás del auditorio. Y ahora, señoras y señores, el secretario del Departamento de Estado, Michael R. Pompeo.  (Aplausos)

SECRETARIO POMPEO:  Bienvenidos todos al Departamento de Estado. Estamos muy orgullosos de auspiciar este evento hoy.

Quisiera agradecer a Ivanka Trump por acompañarnos a este evento por segundo año consecutivo. Su compromiso personal con este tema tiene un inmenso significado. Ilustra el compromiso total del gobierno y la prioridad que le damos a la trata de personas tanto en el país como en el extranjero, por lo que le damos las gracias por acompañarnos hoy.
Su apoyo es significativo y hablaremos de ello hoy.

También es un honor tener al senador Corker. Vi al representante Smith y al representante Donovan. Muchas gracias a todos por estar aquí y acompañarnos hoy también. Sabemos que poner fin a la trata de personas es un objetivo bi-partidario. Está por encima de la política aquí en Estados Unidos. Nuestro compromiso para combatir y poner fin a esto juntos es increíblemente sólido.

También deseo dar la bienvenida a todos los embajadores y representantes de los cuerpos diplomáticos extranjeros presentes aquí hoy. Ustedes también son aliados importantes en este asunto.

Y nada de esto es posible solamente con el trabajo del Departamento de Estado. Estamos agradecidos a muchas agencias federales, personas, organizaciones no gubernamentales y organizaciones internacionales que continúan ayudándonos a comprender mejor las muchas manifestaciones de la trata de personas y las maneras más eficaces de combatirla.

Finalmente, estamos agradecidos por el trabajo del Consejo Asesor de EE.UU. sobre la Trata de Personas. Este marzo, el presidente Trump nombró a nueve miembros de este consejo asesor. Cada miembro es un sobreviviente de la trata de personas que representan muchos diversos antecedentes y experiencias y asesora al gobierno Trump sobre políticas y programas federales para la lucha contra la trata de personas.

El consejo también sirve como un modelo que esperamos otros gobiernos considerarán crear también. Les da a los sobrevivientes un lugar prominente en la mesa para ayudar a guiar la creación de políticas de combate contra la trata de personas y asegura que el gobierno adoptará un método centrado en las víctimas para resolverlo.

Hoy también tenemos la increíble y extraordinaria oportunidad de honrar a 10 personas que han dedicado sus vidas a este esfuerzo, frecuentemente poniendo sus propias vidas en riesgo al hacerlo. Los héroes del Informe TIP 2018 serán reconocidos formalmente en unos minutos, pero deseo agradecerles personalmente y expresarles mi admiración por el magnífico e impresionante trabajo que hace cada uno de ustedes. A los héroes de este año, nuestro saludo. (Aplausos)

Todos los años nuestro informe se enfoca en un aspecto específico. Este año el Informe TIP resalta el trabajo fundamental de comunidades locales para detener a las personas responsables de la trata de personas y dar apoyo a las víctimas. La trata de personas es un problema mundial, pero también es local. La trata de personas puede encontrarse en un restaurante favorito, un hotel, en el centro de la ciudad, una granja o en la casa del vecino.

Yo puedo hablar de esto personalmente. Cuando fui miembro del Congreso representando a la zona centro sur de Kansas, francamente, bajo la tutela del ahora embajador y entonces gobernador Brownback, vimos el impacto de la trata de personas en un lugar como Wichita, Kansas. La carretera I-35 pasa a través de la ciudad hacia el sur y vimos el impacto que tuvo sobre nuestra comunidad, pero más importante, sobre las personas que eran traficadas ilegalmente a través de nuestra comunidad. Ha sido importante para mí desde ese momento y estoy orgulloso de estar aquí para presentar este informe.

Si vamos a ganar esta lucha, los gobiernos nacionales deben empoderar a las comunidades locales para proactivamente identificar la trata de personas y desarrollar soluciones locales para resolverla.

Como todos los años, el informe también señala a los países que están haciendo esfuerzos para mejorar, esfuerzos para enfrentar el crimen, pero también señalamos a los países que lo están facilitando. Me complace decir que tenemos varias buenas noticias, tenemos progreso que informar.

En Estonia, el gobierno implementó una nueva ley que ayuda a las víctimas a hacer declaraciones y conseguir el apoyo que las víctimas necesitan para recuperarse.

El gobierno de Argentina condenó a funcionarios cómplices en crímenes de trata de personas, estableció protección legal adicional para las víctimas y reforzó los esfuerzos para capacitar a los equipos de respuesta de emergencia de primera línea.

En Bahrein, el gobierno trabajó para hacer que los traficantes locales sean penalmente responsables y desarrolló mecanismos para conseguir el albergue que las víctimas necesitan.

El gobierno de Chipre reforzó los esfuerzos para condenar a los traficantes y también mejorar las protecciones de las víctimas.

Hemos visto avances positivos en las regiones también. De los 48 países africanos incluidos en este informe, 14 recibieron mejores puntajes, es decir, observamos una tendencia fuerte a aumentar los esfuerzos para mejorar su respuesta en general. A pesar de las significativas amenazas de seguridad, los desafíos migratorios, otras restricciones financieras y otros obstáculos, la región mejoró significativamente.

Encomiamos a los países que toman medidas, pero también nunca rehusaremos señalar a los países que necesitan hacer más.

Leemos acerca de historias horribles de trata de personas y abuso de migrantes africanos, refugiados y personas en busca de asilo en Libia, lo que resulta en mercados modernos para esclavos. Estamos trabajando con el Gobierno de Acuerdo Nacional de Libia para llevar a los perpetradores a la justicia, inclusive los funcionarios gubernamentales cómplices. Apreciamos su compromiso con ello y esperamos ver medidas efectivas en el futuro.

En el sudeste de Asia, las fuerzas armadas de Birmania y otras fuerzas en el estado de Rakhine desplazaron a cientos de miles de Rohingya y miembros de otros grupos étnicos, muchos de los cuales fueron explotados a través de la región como resultado de ello. Algunos miembros del ejército birmano también reclutaron a niños soldados y sometieron a adultos y niños de grupos étnicos minoritarios a trabajo forzado.

Vemos ejemplos trágicos de trabajo forzado en Corea del Norte también. Cantidades desconocidas de ciudadanos de Corea del Norte están sometidos a trabajo forzado en el exterior por su propio gobierno, en muchos casos con la tácita aprobación de los gobiernos anfitriones.

Y en Irán, las víctimas de la trata de personas son castigadas, por actos que son forzados a cometer. Por ejemplo, las víctimas del tráfico sexual pueden sufrir la pena de muerte por haber cometido adulterio. Esta es una perversión horrible de la justicia por un régimen corrupto.

Tomamos estas historias en serio. Las utilizamos para que nos motiven a tomar medidas a la vez que trabajamos juntos para poner fin a la trata de personas de una vez por todas.

Verán en el informe de hoy que queda mucho trabajo por hacer. El mundo debería saber que no nos detendremos hasta que la trata de personas sea una cosa del pasado.

Antes de concluir, quisiera agradecer a la directora interina Johnstone por liderar la oficina TIP durante el último año. Gracias Kari. Gracias a tu dedicado y talentoso equipo en la oficina TIP. Sus largas horas y trabajo arduo han producido un informe que no pasará desapercibido. Es el esfuerzo de un equipo y todo un departamento. Gracias a ti y a tu equipo.  (Aplausos)

Con esto, les pido que me acompañen en darle la bienvenida a la asesora del presidente, la Sra. Ivanka Trump, para la presentación de los premios a los Héroes TIP 2018.  (Aplausos)

SRA. JOHNSTONE:  Gracias señor secretario por sus significativas palabras y por usar su voz en este importante asunto. Y ahora quisiera pedirle a cada uno de los Héroes del Informe TIP que se pongan de pie cuando llame su nombre y país y se acerquen para recibir su premio.

Sr. Ausamah AlAbsi de Bahrein. (Aplausos) En reconocimiento de su perseverancia en la defensa de políticas centradas en las víctimas dentro del gobierno al establecer uno de los principales albergues de la región para víctimas de la trata de personas, al lanzar el nuevo mecanismo del gobierno para hacer remisiones para víctimas de la trata de personas y por liderar los esfuerzos para reducir la vulnerabilidad de trabajadores extranjeros mediante la reforma del sistema de patrocinio del gobierno.

Seguidamente, Sr. Josue Ango de Burkina Faso. (Aplausos) En reconocimiento de su compromiso excepcional en la lucha contra la trata de personas a través de su carrera, su papel central en la construcción de la red integral y multinacional contra la trata de personas de Burkina Faso y sus invalorables contribuciones al fortalecimiento de la respuesta gubernamental al combate del trabajo infantil y en apoyo de la juventud vulnerable a la trata de personas. (Aplausos)

Francisca Awah Mbuli de Camerún. (Aplausos) En reconocimiento de su infatigable compromiso para prevenir el trabajo forzado en comunidades de Camerún, su compromiso de concientizar a su país y a todo el mundo en asociación con medios de comunicación y organizaciones internacionales, y sus innovadores programas para económicamente empoderar a las mujeres que sobreviven la trata de personas. (Aplausos)

Yanira Violeta Olivares Pineda de El Salvador. (Aplausos) En reconocimiento de su dinámico liderazgo en el combate contra la esclavitud moderna como jefa de la unidad especializada en el combate de la trata de personas de El Salvador, su éxito en el enjuiciamiento de traficantes y el desmantelamiento de operaciones criminales nacionales e internacionales, a pesar de la escasez de recursos, y su papel fundamental para elevar los esfuerzos de lucha contra la trata de personas como prioridad gubernamental. (Aplausos)

Maizidah Salas de Indonesia. (Aplausos) En reconocimiento a sus infatigables esfuerzos para empoderar a los trabajadores migrantes indonesios mediante la capacitación, concientización pública y ayuda familiar. Su papel central en la formación de la primera comunidad de trabajadores migrantes en Indonesia y su coraje para demandar protecciones más eficaces para trabajadores vulnerables y sobrevivientes de la trata de personas a través de su sostenido trabajo con las autoridades y el público. (Aplausos)

Sunita Danuwar de Nepal. (Aplausos) En reconocimiento de su liderazgo excepcional en la creación de la primera organización integral de servicios para las víctimas en Nepal, establecida y administrada por sobrevivientes de la trata de personas, su persistente esfuerzo para vincularse con la comunidad y compromiso con las comunidades vulnerables con el fin de evitar la trata de personas; y su compromiso sin paralelo para proteger y empoderar a los sobrevivientes. (Aplausos)

Blessing Okoedion de Nigeria. (Aplausos) En reconocimiento de su extraordinario coraje y por usar su experiencia personal para aumentar la concientización acerca de la trata de personas y así poder detenerla, sus esfuerzos desinteresados por ayudar a los sobrevivientes y brindarles una mano a los que todavía están sometidos al crimen, así como su infatigable defensa para lograr mayores protecciones para grupos y víctimas vulnerables de la trata de personas en Italia y Nigeria. (Aplausos)

Ivana Radovic de Serbia. (Aplausos) En reconocimiento de su papel central en llevar a cabo el trabajo de una de las principales organizaciones de lucha contra la trata de personas en Serbia, su defensa persistente de las víctimas de la trata de personas y sus contribuciones sin comparación al fortalecimiento de la respuesta contra la trata de personas de Serbia mediante el desarrollo de la capacidad del gobierno y de las instituciones del sector privado. (Aplausos)

Kim Jong-chul, de Corea del Sur. (Aplausos) En reconocimiento de su compromiso en la revelación de las condiciones y prácticas de trabajo forzado mediante su innovadora investigación sobre la trata de personas en Corea del Sur y mundialmente, particularmente de pescadores migrantes en embarcaciones con bandera de Corea del Sur, así como su infatigable trabajo de lucha por los derechos de los grupos vulnerables y las víctimas de la trata de personas. (Aplausos)

Dr. Yosief Abrham Mehari de Sudán. (Aplausos) En reconocimiento de su servicio desinteresado como doctor y su defensa en la provisión de ayuda crítica para las víctimas de la trata de personas, su generosidad incomparable en la dedicación de su tiempo y recursos para asegurar que los sobrevivientes reciban la atención y apoyo médico de calidad, y su colaboración con las autoridades sudanesas para conectar a las víctimas de la trata de personas con los servicios para ayudarles a reconstruir exitosamente sus vidas. (Aplausos)

Y ahora tengo el placer de presentarle a la heroína del Informe TIP, Francisca Awah Mbuli, una sobreviviente de la trata de personas y directora fundadora de Survivors’ Network (la Red de Sobrevivientes) de Camerún. (Aplausos). Como sobreviviente de la servidumbre doméstica, la Sra. Awah Mbuli utiliza su experiencia y creatividad para concientizar a las comunidades de Camerún y defender el suministro de mejores servicios para las víctimas de la trata de personas. Su organización ha desarrollado un método único para empoderar a los sobrevivientes enfocándose en la independencia económica e incentivando el emprendedorismo entre mujeres y niñas. Tenemos el honor de tenerla hoy aquí con nosotros para hablar en nombre de los Héroes del Informe sobre la Trata de Personas de este año.

SRA. AWAH MBULI:  Estimado secretario de Estado Pompeo y distinguidos invitados, en nombre de todos los sobrevivientes y héroes TIP, el reconocimiento que nos otorgan es un honor. Muchas gracias señor. (Aplausos)

La Oficina TIP es reconocida internacionalmente por su liderazgo para poner fin a la atrocidad de la esclavitud. El que ustedes resalten nuestro esfuerzo para poner fin a la trata de personas refuerza nuestra credibilidad internacionalmente y nos coloca en una red de luchadores por la libertad en todo el mundo.

Hace unos años, habría podido solamente soñar en recibir tal honor. Hace tres años, acepté un trabajo para enseñar inglés en el Consejo de Cooperación del Golfo. Esto sucedió después de que regresé de Noruega en donde estaba haciendo una maestría en derechos humanos y multiculturalidad, pero no tenía los recursos para vivir allí.

Cuando llegué al Consejo de Cooperación del Golfo, no había un trabajo para enseñar inglés. Fui traficada como esclava para trabajar como trabajadora doméstica, sin ganar nada más que tratamiento inhumano y abuso sexual. Cuando dije que quería irme de la casa, me dijeron que debía $3.000 dólares estadounidenses que tenía que pagar y además tenía que comprar mi propio pasaje de regreso a casa. Eso era una mentira.

Sin embargo, consideré vender uno de mis riñones para pagar los $3.000 dólares estadounidenses y liberarme. Otras chicas estaban en una situación tan desesperada que se fueron a trabajar en burdeles. De algunas de ellas no se volvió a escuchar jamás. A todas las mujeres que conocí en mi travesía al Consejo de Cooperación del Golfo se les prometió trabajo con mayores salarios de los que habríamos podido ganar en nuestro propio país. Ninguna de ellas recibió el trabajo ni la paga que se les prometió.

Todas dejamos nuestros hogares para encontrar una manera de ayudar a nuestras familias. En muchos casos éramos la esperanza de nuestras familias, la persona a la cual se enviaba a estudiar a la universidad. Con la ayuda de una ONG, pude escapar de mis captores y regresar a casa. Luego ayudamos a otras 27 mujeres a regresar a su casa. Muchas otras no tuvieron esa suerte.

Hay pocos recursos a través de la ayuda internacional. Es por ello que mi misión y la de mi organización, Survivors’ Network (la Red de Sobrevivientes), es crear un movimiento de base en África para desarrollar programas de concientización para evitar la trata de personas. Mis hermanas y hermanos necesitan aprender las señales de las promesas falsas de trabajo. Para evitar la trata de personas, las personas necesitan capacitación vocacional para desarrollar las habilidades de manera que puedan trabajar y ser auto-suficientes en sus propios países.

Las microfinanzas pueden ayudar a los que tienen habilidades para comenzar empresas. Sin embargo, se necesita más que eso. Hay la necesidad de una educación que empodere social y económicamente de manera que los hombres no controlen el futuro de las mujeres. Quizá este es un gran ejemplo de una manera en que las organizaciones que luchan contra la trata de personas han impactado históricamente la auto-suficiencia de muchas mujeres.

En cuando a las comunidades, las campañas de concientización acerca de la trata de personas y de la esclavitud moderna pueden ayudar a educar y proteger a las personas de todas las edades. Las actividades de base en pueblos, escuelas, iglesias, paraderos de autobús, estaciones de radio y televisión, internet y las redes sociales, todo contribuye a la concientización y aumenta la posibilidad de que los espectadores intervengan o que un abusador lo piense dos veces.

Esto de ninguna manera disminuye la importancia de rescatar y cuidar a los 25 millones de personas que actualmente están esclavizadas. Es especialmente importante que después de rescatar a las víctimas, ellas tengan una red e infraestructura de apoyo en la que puedan apoyarse para evitar que vuelvan a ser víctimas de la trata de personas.

Gracias por apoyarme a mí y a mis compañeros Héroes del Informe TIP en nuestra misión. Este reconocimiento significa mucho para todos nosotros y convalida nuestros esfuerzos y amplifica nuestras capacidades para luchar contra este terrible crimen. Aunque se nos llame héroes, no solamente nosotros sino todos pueden y deben comprometerse a luchar contra la trata de personas. Todos podemos hablar de este tema en nuestras escuelas y lugares de trabajo y a la hora de comer con nuestras familias. Mientras más personas sepan y se preocupen, más personas salvaremos.

Estamos recién empezando el movimiento contra la trata de personas en Camerún. Pero yo sé que juntos podemos acabar con la esclavitud moderna.

Gracias, gracias a todos. (Aplausos)

SRA. JOHNSTONE:  Gracias Francisca por tus inspiradores comentarios. Tenemos mucho que aprender de tu trayectoria de vida. Tu fortaleza y perseverancia ayudan mucho para asegurar que otras personas puedan vivir una vida llena de promesa.

Es tanto un honor como una lección de humildad compartir esta plataforma con tantos defensores de derechos humanos que no se amilanan en su búsqueda de la libertad. Estoy encantada que estos héroes tengan la oportunidad de compartir sus conocimientos más allá de los pasillos del Departamento de Estado cuando se reúnen con líderes y organizaciones locales. El conectar a los líderes, expertos y activistas de comunidades alrededor del mundo para intercambiar historias, prácticas prometedoras y lecciones aprendidas hace avanzar nuestra lucha mundial contra la trata de personas.

Creemos tan firmemente en la colaboración y la formación de asociaciones, especialmente a nivel estatal y local, que este año el enfoque de la introducción del Informe TIP es sobre este tema. Mi equipo y yo hemos aprendido que algunas de las ideas, estrategias y soluciones más innovadoras vienen de organizaciones de base, ya sea de los Estados Unidos o del extranjero. Hemos visto una y otra vez que los individuos marcan la diferencia. Ya sea que hablemos del conductor de Uber en Sacramento que escuchó una conversación entre una joven pasajera y su traficante y llamó a la policía, o el gerente de un restaurante en Chicago que se percató de dos empleados con la idéntica quemadura en la cara y les animó a que se comunicaran con la policía, quienes después imputaron cargos contra su propietario arrendador por trabajo forzado.

El año pasado, me conmovió ver a líderes y ancianos en Ghana trabajando con voluntarios y trabajadores sociales para desarrollar un método proactivo comunitario para combatir la trata de personas. Los trabajos colectivos de estas personas y otros como ellas ayudaron a liberar a más de 180 niños de trabajo forzado y evitó que muchos otros sufran tal explotación. Ya sea un buen samaritano, un líder local o alguien que ha hecho de la lucha contra la trata de personas su misión en la vida, los actos individuales son importante.

En el Departamento de Estado, estamos comprometidos con formar asociaciones con una amplia gama de personas interesadas de manera que juntos podamos evitar mejor el crimen que está ocurriendo, hacer responsables a los traficantes y ayudar a los sobrevivientes de la trata de personas mediante métodos centrados en las víctimas y enfocados en el trauma. Tomemos inspiración de todos estos héroes aquí en el estrado hoy y de aquellos que hacen lo que pueden en sus comunidades alrededor del mundo para luchar contra la trata de personas. Aunque la magnitud del crimen y los innumerables desafíos pueden algunas veces parecer intimidantes, debemos subirnos las mangas y trabajar juntos para romper las ataduras de la esclavitud moderna. Colectivamente aseguremos que prevalezcan la justicia y la libertad.

Gracias a todos por su asistencia hoy. Por favor, sírvanse permanecer en sus asientos hasta que el Secretario, la Sra. Trump y nuestros héroes se retiren. Luego les invito a todos para quedarse unos minutos y conversar y luego retirarse por la parte trasera para recoger su copia personal del Informe sobre la Trata de Personas 2018. Muchas gracias. (Aplausos)


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.