rss

Sesión con la prensa del Secretario de Estado Michael R. Pompeo

English English, Français Français, Português Português

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina de la Portavoz
Para su divulgación inmediata
4 de diciembre de 2018
Sede de la OTAN
Bruselas, Bélgica

 

SECRETARIO POMPEO: Buenas noches a todos. Quisiera empezar esta noche expresando mis condolencias a la familia Bush por el fallecimiento de un hombre excepcional, el presidente George H. W. Bush. Representó, en todo sentido, lo mejor de Estados Unidos mediante su entrega absoluta a la administración pública y su ferviente patriotismo. Mi esposa Susan y yo, junto al presidente Trump y nuestros compatriotas estadounidenses, compartimos la congoja en esta jornada en la que recordamos su extraordinaria vida. Mañana acompañaré al Presidente y a mis pares en el Gabinete, cuando rendiremos homenaje a su figura durante un día de duelo nacional en EE.UU.

A lo largo de toda su vida, el presidente Bush fue un incansable defensor de la seguridad transatlántica. Hoy nos esforzamos por imitar su ejemplo, desempeñando un firme liderazgo estadounidense en nombre de nuestro pueblo y de nuestros aliados. Cuando se suscribió el Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio en 1987, representó un esfuerzo de buena fe entre dos fuerzas rivales para mitigar la amenaza de una guerra nuclear. El presidente Reagan se refirió a esto como la materialización de “una visión imposible”, y Mikhail Gorbachev expresó que revestía “significancia universal para la humanidad”.

Pero con independencia de los éxitos que facilitó este tratado, hoy debemos lidiar con el engaño ruso con respecto a sus obligaciones de control de armas. Como lo expresé a mis homólogos previamente hoy, nuestras naciones tienen una alternativa. O miramos hacia otro lado, o tomamos medidas sensatas en respuesta a la flagrante indiferencia de Rusia por los términos expresos del Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio.

Cabe destacar que las violaciones de Rusia no se produjeron de un momento a otro. Rusia ha estado probando el misil de crucero SSC-8 desde mediados de la década de 2000. Lo han estado probando más allá del alcance que permite el tratado. Todas las pruebas del SSC-8 se han originado en un emplazamiento en Kapustin Yar, desde lanzadores tanto fijos como móviles. Su alcance lo convierte en una amenaza directa para Europa.

En 2017, el general Selva del Estado Mayor Conjunto indicó al Congreso que Rusia había movilizado su misil —y en esto cito literalmente sus palabras— “con el fin de crear una amenaza para la OTAN y las instalaciones dentro del área de responsabilidad de la OTAN”. Rusia sigue avanzando y, a fines de 2018, ha dotado a múltiples batallones con misiles SSC-8.

Durante todo esto, Estados Unidos ha cumplido rigurosamente el tratado. Pese a las violaciones por parte de Rusia, hemos demostrado suma paciencia y gran esfuerzo al intentar persuadir a Rusia de observar los términos del tratado. En al menos 30 ocasiones desde 2013, incluso ante las más altas autoridades, hemos planteado el incumplimiento de Rusia y enfatizado que si no se retomaba el cumplimiento habría consecuencias.

La contestación de Rusia ha sido siempre la misma: negar que haya irregularidades, exigir más información y, al mismo tiempo, lanzar acusaciones infundadas. Durante más de cuatro años, Moscú ha actuado como si no supiera siquiera a qué misiles o pruebas se estaba refiriendo Estados Unidos, incluso cuando proporcionamos abundante información sobre las características de los misiles y los antecedentes de pruebas. Fue recién cuando tomamos la decisión de difundir el nombre ruso del misil, en noviembre de 2017, que Rusia finalmente reconoció su existencia. Luego Rusia cambio su relato: abandonó la versión de que no existía un misil para reemplazarla con la versión de que el misil existe, pero cumple con lo exigido por el tratado.

Estas violaciones del Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio no pueden considerarse aisladamente del patrón más general de arbitrariedad rusa en el escenario mundial. La lista de actos nefastos de Rusia es extensa: Georgia, Ucrania, Siria, injerencia en elecciones, Skripal y, ahora, el Estrecho de Kerch son tan solo algunos ejemplos.

A la luz de estos hechos, Estados Unidos declara hoy que ha determinado que Rusia incumple sustancialmente el tratado y suspenderá en consecuencia sus obligaciones, con efecto en 60 días, a menos que Rusia retome un cumplimiento pleno y verificable.

Son varias las razones por las que estamos tomando estas medidas. En primer lugar, las acciones de Rusia socavan seriamente la seguridad nacional de Estados Unidos y de nuestros aliados y socios. No tiene sentido que Estados Unidos siga estando en un tratado que limita su posibilidad de responder a las violaciones de Rusia. Rusia ha revertido el curso hacia un riesgo nuclear decreciente en Europa, donde Estados Unidos tiene miles de soldados y donde millones de civiles estadounidenses viven y trabajan. Estos estadounidenses viven y trabajan junto a muchos millones más de europeos que se ven en riesgo a causa de los sistemas misilísticos rusos.

En segundo lugar, mientras Rusia es responsable por la degradación del tratado, muchos otros estados, como China, Corea del Norte e Irán, no son parte en el Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio. Esto permite que puedan construir todos los misiles de alcance intermedio que deseen. No hay motivo por el cual Estados Unidos debería seguir cediendo esta ventaja militar crucial a potencias revisionistas como China, sobre todo considerando que esas armas se usan para amenazar y coaccionar a Estados Unidos y sus aliados en Asia.

Si preguntan por qué no se amplió el tratado para incluir a más naciones, como China, recuerden que ya se ha intentado tres veces sin ningún éxito, y en todas las ocasiones el intento no prosperó.

En tercer lugar, la inercia no será el factor detrás de la política del gobierno de Trump. Como lo ha expresado claramente el presidente Trump, y yo lo mencioné esta mañana, Estados Unidos no apoyará acuerdos internacionales que socaven nuestra seguridad, nuestros intereses o nuestros valores.

Por último, quiero ser claro sobre esto: Estados Unidos está reivindicando el Estado de derecho. Cuando planteamos nuestros compromisos, asumimos la determinación de cumplirlos. Esperamos lo mismo de nuestras contrapartes en tratados, en todo el mundo, y exigiremos que rindan cuentas cuando no estén cumpliendo con su palabra. De lo contrario, nos engañarán otras naciones, los estadounidenses quedarán expuestos a un mayor riesgo y esto mellará nuestra credibilidad.

Previamente hoy, hablé sobre el histórico rol de liderazgo de Estados Unidos en el orden internacional y reitero que un firme liderazgo estadounidense implica no abandonar nunca nuestra responsabilidad de proteger la seguridad y la soberanía de nuestra nación. He expresado nuestra postura en términos inequívocos. Estados Unidos mantiene la esperanza de que nuestra relación con Rusia pueda mejorar, y estar en mejores términos.

Dicho esto, Rusia tiene la responsabilidad de hacer los cambios necesarios. Solo ellos pueden salvar este tratado. Si Rusia admite las violaciones cometidas y vuelve a cumplir el tratado de manera plena y verificable, ciertamente acogeremos esta actitud con beneplácito. Pero Rusia, y nadie más que Rusia, puede dar ese paso.

Valoramos el firme apoyo expresado por la OTAN a la decisión de Estados Unidos que se manifiesta en esta declaración difundida hoy. Estados Unidos y nuestros aliados en la OTAN están firmes en cuanto a que no se tolerará la conducta irreverente de Rusia en materia de control de armas ni en ninguna otra área.

Gracias.

SRA. NAUERT: Tenemos tiempo para algunas preguntas. La primera es de Teri Schultz de Deutsche Welle. Teri.

PREGUNTA: Hola. Gracias. Secretario Pompeo, estoy aquí.

SECRETARIO POMPEO: Dígame.

PREGUNTA: ¿Qué significa eso concretamente? ¿Cuáles serán los siguientes pasos? ¿Está esperando los 60 días y confiando en que Europa puede contribuir a llevar de nuevo a Rusia a que cumpla? ¿Cómo se desarrollará concretamente esto ahora? ¿Los seis meses empiezan en 60 días? Quisiera algunos datos más sobre esto. Gracias.

SECRETARIO POMPEO: Sin duda. Como lo dije antes en mis declaraciones, consideraríamos positivo un cambio de postura por parte de Rusia, un cambio de curso, que destruyan su programa y que den cumplimiento a los términos del tratado. Y también en los próximos 60 días tienen todas las posibilidades para hacerlo. Y para nosotros eso sería algo positivo.

Les diré que nuestros socios europeos valoran el tiempo adicional. Trabajamos en estrecha colaboración con ellos. Ellos pidieron una ampliación del período y nosotros, en nuestros esfuerzos para asegurarnos de que tengamos unidad absoluta… y les diré, cuando hablen con los demás 28 ministros que están aquí hoy, que hay absoluta unidad de criterio en este sentido; creemos que este es el resultado correcto. El período de seis meses empezará a contar en 60 días desde ahora. Durante los 60 días, igualmente no pondremos a prueba ni activaremos ningún sistema, y veremos qué ocurre en este período de 60 días.

Hemos hablado con los rusos. Confiamos en que tomarán un nuevo rumbo, pero no hay indicios hasta el momento de que tengan intención de hacerlo.

SRA. NAUERT: Jessica Donati de Wall Street Journal.

PREGUNTA: Sí. Gracias. Además de retirarse del… o de suspender su membresía en el Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, ¿qué otras medidas pueden tomar para ayudar a Ucrania con lo que está padeciendo a manos de Rusia?

SECRETARIO POMPEO: Se habló mucho sobre eso hoy. Voy a dejar que otros les hablen sobre las conversaciones. Pero hay dos cosas que resultaron muy claras del tiempo que compartimos con el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania como grupo, y es que hay total unanimidad en cuanto a que la acción de Rusia fue ilegítima e inaceptable y que deben restablecerse los medios de disuasión; y que hay un compromiso colectivo de Europa y del mundo de negar a Rusia la capacidad para seguir violando normas del derecho internacional. Esperamos que los rusos regresen a los marinos que están reteniendo hoy, de inmediato. Y en forma conjunta vamos a desarrollar una serie de respuestas que demuestren a Rusia que este comportamiento es inaceptable.

SRA. NAUERT: Emerald Robinson de One America News.

PREGUNTA: Gracias, Sr. Secretario. Usted habló sobre los compromisos con los tratados con respecto a Estados Unidos y sus aliados. Pero también habló sobre instituciones internacionales y proporcionó la opinión estadounidense sobre esto. Se refirió específicamente al FMI, el Banco Mundial y la ONU. ¿Cómo cree que podrían reformarse hoy tantas instituciones internacionales grandes? ¿Es una cuestión de nuevo liderazgo?

SECRETARIO POMPEO: Todas las instituciones deben evaluarse de manera congruente, es cierto. En eso no hay diferencia entre las organizaciones multilaterales e internacionales. Estas organizaciones existen desde hace bastante tiempo y cada una de ellas debería ser revisada completamente. ¿Siguen sirviendo para el fin que persiguen? ¿Siguen estando al servicio de su finalidad declarada? Es sobre eso que hablé esta mañana.

El presidente Trump cree que si ejercemos el liderazgo estadounidense y la soberanía nacional de EE.UU. y evaluamos estas instituciones considerando el objetivo de crear prosperidad y paz en el mundo, todas ellas ameritan ser reformadas en cierta medida. Vamos a considerar los aspectos que están funcionando, y yo mencioné varias funciones de las instituciones que sí están funcionando. Esas vamos a mantenerlas. Esas vamos a mejorarlas. Vamos a querer formar parte de esas.

Pero si están fallidas y no están beneficiando a Estados Unidos ni al mundo, entonces no debemos dormirnos en los laureles y pensar “que bueno esto”, solo porque son multilaterales. Que algo sea multilateral no implica necesariamente que sea bueno. Las cosas buenas son las cosas que fluyen, las cosas que son el resultado del trabajo que hacen los Estados-nación como parte de esas organizaciones multilaterales, y Estados Unidos tiene la determinación de actuar como líder para asegurar que cada una de esas instituciones que ustedes mencionaron esté dando resultados.

SRA. NAUERT: Última pregunta, Guy Taylor de Washington Times.

PREGUNTA: Gracias, Sr. Secretario. Quisiera volver un instante al Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio. Usted mencionó la posibilidad de que EE.UU. desarrolle y despliegue sistemas que, de no ser así, serían violatorios del tratado. Desde una perspectiva estratégica, ¿ese tipo de despliegue es algo para lo que el gobierno de Trump ahora realmente se está preparando? ¿Podría hablarnos, tal vez, sobre las inquietudes europeas con respecto a la posibilidad de que se posicionen armas nucleares de alcance medio en toda Europa Occidental, por ejemplo, algo que ha estado prohibido por este tratado desde hace mucho tiempo?

SECRETARIO POMPEO: Puedo decir dos cosas al respecto hoy. Las naciones europeas pueden tener la certeza de que al prepararnos para proteger y crear estabilidad en Europa y en todo el mundo frente a la amenaza de misiles nucleares de alcance intermedio, en particular los de Rusia, estaremos trabajando en colaboración directa con nuestros aliados europeos y otros aliados en el mundo que también se ven amenazados por estos sistemas misilísticos. Así que a nadie va a sorprender lo que está pensando Estados Unidos, cómo estamos abordando esta cuestión, y vamos a buscar su asistencia, su ayuda, sus aportes con respecto a cómo desarrollar una arquitectura de seguridad, que realmente dé resultados.

Es decir, para ser claros, teníamos un tratado con dos partes, y solamente una cumplía. Eso no es un acuerdo. Eso no es más que una limitación, y desde un punto de vista estratégico no tenía sentido seguir en esa posición, y vamos a seguir nuestro rumbo en adelante. No voy a decir mucho acerca de cuál va a ser la política estadounidense, porque todavía hay muchos colegas con quienes hablar. Y también voy a dejar al Departamento de Defensa los detalles y la naturaleza del trabajo que están haciendo con respecto a los sistemas que podrían en última instancia ser no conformes.

SRA. NAUERT: Bien, muchas gracias a todos. Gracias.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.