rss

Secretario de Estado Michael R. Pompeo y del ministro de Relaciones Exteriores Jacek Czaputowicz para la prensa

English English, العربية العربية, Français Français, हिन्दी हिन्दी, اردو اردو, Português Português

Departamento de Estado de Estados Unidos
Oficina de la Portavoz
Para su difusión inmediata                                                                        
14 de febrero de 2019
Declaraciones del
14 de febrero de 2019
Varsovia, Polonia

 

SECRETARIO POMPEO: Buenas tardes. No quisiera repetir lo que ya dijo el ministro de Relaciones Exteriores acerca de lo logrado hoy y más bien podemos hablar de ello en las preguntas y respuestas. Quisiera agregar que estoy de acuerdo con cada uno de los puntos.

Nos complace mucho poder colaborar con usted y su país y estamos muy agradecidos señor ministro Czaputowicz por su compromiso personal en este proceso. Pienso que esta primera Reunión Ministerial para Promover la Paz y la Seguridad en el Oriente Medio tendrá un valor duradero para la seguridad de nuestros dos países, Europa, así como para los habitantes del Oriente Medio. Usted ha sido un socio extraordinario de esta iniciativa y un verdadero aliado en muchos aspectos.

Esta es la primera reunión ministerial sobre este tema y hemos congregado a 60 países, lo cual es en sí mismo un verdadero logro. También han estado representadas la OTAN y la Unión Europea. Creo que todos ellos asistieron porque comprenden que este es un lugar importante para conversar acerca de los desafíos a la paz y seguridad del Oriente Medio. Todos nosotros sabemos que estos desafíos, esas amenazas, no se quedan en el Oriente Medio sino que se desplazan alrededor del mundo hacia Europa y los Estados Unidos. Es por esta razón que pienso todos vinieron y participaron con gran entusiasmo.

Estamos instando a cada país a que tome medidas para defender a su propio país contra las amenazas existentes, ya sea Siria, Yemen o la proliferación de armamentos. Hablamos bastante acerca del proceso de paz entre Israel y Palestina, los palestinos. Hablamos acerca de terrorismo, de Irán, la seguridad cibernética y las crisis humanitarias, todo lo cual tiene enormes implicaciones de seguridad para nuestros países y para los estadounidenses. Estos problemas no se resuelven por arte de magia, sino que requieren de la participación de naciones de buena voluntad que se unen para encontrar soluciones reales.

Es también nuestra intención el hacer las cosas de manera diferente, encontrar nuevas formas de solucionar los problemas actuales. Somos muy conscientes de que no todos los países comparten el mismo punto de vista ni llegan a las mismas conclusiones en cuanto al proceso y qué medidas tomar, y eso está bien. Eso lo escuchamos también en esta reunión. También quisiera añadir que esta reunión fue organizada porque queremos demostrar con medidas concretas el compromiso diplomático del presidente Trump con la construcción de nuevas coaliciones para enfrentar las mayores amenazas de nuestro tiempo. Reafirmamos lo que dije en El Cairo hace pocas semanas: seguiremos ejerciendo liderazgo en el Oriente Medio como una fuerza para el bien.

En ese sentido, sí quisiera llamar la atención a lo que dijo el ministro de Relaciones Exteriores: esta ha sido una reunión histórica. En la cena de anoche, los mandatarios árabes e israelíes estuvieron en el mismo salón conversando acerca de profundos intereses comunes y compartidos. Es innegable que la agresión de Irán en la región ha hecho que los estados árabes e Israel se acerquen más. Pienso que lo más resaltante es que no se sentía que era algo tan histórico; se sintió bien, normal, porque estábamos trabajando para enfrentar un problema común.

Permítanme terminar diciendo que Estados Unidos agradece las contribuciones de cada uno de los países participantes. El futuro de nuestra cooperación para la seguridad en el Oriente Medio solamente puede mejorar de ahora en adelante. Gracias.

PREGUNTA: Muchas gracias, y gracias a ustedes dos por organizar esta conferencia de prensa. Señor secretario, quisiera preguntarle, el vicepresidente Pence hoy en un almuerzo hizo una severa crítica a tres de los más cercanos aliados de Estados Unidos: Francia, Alemania y el Reino Unido. Dijo que estos países están intentando “desmantelar las sanciones de Estados Unidos contra el régimen revolucionario y asesino de Irán” y que estos países deberían unirse a Estados Unidos y abandonar el acuerdo nuclear, como hizo el presidente Trump. ¿Podría decirnos cuál sería la consecuencia para ellos de no seguir el consejo del vicepresidente?

Y también si podría comentar un poco acerca de cómo deberíamos pensar acerca del acuerdo con Irán justo cuando usted se dirige a las negociaciones con Corea del Norte en solamente dos semanas. ¿Es usted de la opinión –ya que el vicepresidente fue tan crítico, como lo ha sido el presidente– que Estados Unidos necesita conseguir más de los norcoreanos –ya sea en esta sesión o inmediatamente después– de lo que el gobierno del presidente Obama obtuvo de Irán? En otras palabras, ¿no sería necesario que se embarque más del 97 por ciento del combustible nuclear, que consiga un acuerdo que congele la producción de Irán por más de 15 años que usted dijo era muy poco tiempo?

SECRETARIO POMPEO: David, la segunda pregunta me las has hecho muchas veces y voy a darte la misma respuesta. Pero permíteme… lo aprecio y puedes hacer la pregunta 58 veces si quieres. Si soy bueno en mi trabajo, voy a darte la misma respuesta la quincuagésima octava vez que la hagas también.

Con respecto a la primera pregunta, somos muy claros: pensamos que necesitamos más sanciones, más presión sobre Irán. Pensamos que eso le da al pueblo iraní la oportunidad de obtener lo que merece de verdad. Pensamos que las sanciones le impiden a la cleptocracia iraní, a los líderes religiosos, el acceso a la riqueza y los recursos que necesitan para causar tanta destrucción que escuchamos decir de países alrededor del mundo en estos dos días. Pensamos que eso es críticamente importante, que será lo que logre los resultados que finalmente nos conduzcan a un momento en el tengamos una de estas reuniones ministeriales e Irán no sea parte de la conversación. Se trata de que Irán deje de crear riesgos en Siria y una crisis humanitaria en Yemen; que deje de financiar a Hizballah en Sudamérica; y deje de realizar campañas de asesinatos en toda Europa. Hemos sido coherentes acerca de nuestro deseo de presionar económicamente a los mandatarios de Irán.

Creo que lo que escuchaste decir al vicepresidente hoy tiene exactamente el mismo sentido. El presidente Trump ha sido muy claro en el sentido que respetamos la soberanía de todos los estados. Ellos toman sus propias decisiones acerca de la estrategia que piensan seguir. Pero Estados Unidos tiene la determinación de convencer a todos los países del mundo de que es para el mayor bien colectivo negarle al ayatolá, al presidente Rouhani y a Qasem Soleimani el dinero que necesitan para financiar al promotor más grande terrorismo en el mundo. En este punto no hay diferencia alguna.

Con respecto a la comparación entre Irán y Corea del Norte, se nos presentan dos situaciones muy diferentes. Nuestro propósito es avanzar lo más posible en lo que son ahora dos semanas, no solamente en lo concerniente a la desnuclerización que los dos líderes acordaron en Singapur. Por supuesto que hablaremos acerca de cómo fomentamos la reducción de tensiones, cómo reducimos el riesgo de enfrentamiento militar de manera que podamos lograr paz y seguridad en la península. También trabajaremos en comunicar cómo podemos crear un futuro mejor que deseamos para el pueblo norcoreano. Esta es efectivamente nuestra intención. Nuestro objetivo está inequívoca y claramente señalado: la total y final desnuclearización de la península de Corea de manera verificable. Espero que en dos semanas podamos progresar efectivamente en este proceso.

SECRETARIO POMPEO: Permítanme añadir lo siguiente que usted, señor ministro de Relaciones Exteriores me hizo recordar. Los europeos y estadounidenses hemos cooperado en varias medidas contra Irán recientemente, ¿cierto? Los alemanes le negaron a Mahan Air el derecho de volar a Alemania. Muchos de estos países han denunciado los intentos de asesinato en sus propios países de una manera que no lo habían hecho antes del gobierno Trump. En muchas ocasiones hemos podido trabajar juntos contra —

PREGUNTA: ¿Y los misiles es una de esas ocasiones?

SECRETARIO POMPEO: ¿Disculpe?

PREGUNTA: ¿Mencionó usted la cooperación respecto a los misiles?

SECRETARIO POMPEO: Cierto, pero todavía queda mucho por hacer al respecto y espero que podamos seguir trabajando en este asunto. La resolución 2231 es muy clara: los iraníes están en flagrante violación de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU relacionada a los misiles. Esperamos unir a todo el mundo alrededor de este asunto.

PREGUNTA: ¿Hubo progreso en ese tema hoy en la reunión?

SECRETARIO POMPEO: Bueno, hablamos bastante sobre el tema y diría que sí, hubo progreso. Pero, hasta no cruzar la meta, no se puede cantar victoria. Y todavía nos falta un trecho para llegar.

PREGUNTA: (en inglés) Y la segunda parte de la pregunta es para el secretario Pompeo, si me permite. Quisiera referirme a las palabras que usted pronunció hace dos días en su reunión con el ministro Czaputowicz.  Usted dijo, y cito: “Insto a mis contrapartes polacas a que avancen con el asunto de la restitución de propiedad”. ¿Podría por favor explicar exactamente qué quiso decir con esto? Muchas gracias.

SECRETARIO POMPEO: Por supuesto. No tengo nada que agregar a mis declaraciones con respecto a su segunda pregunta, por lo que dejemos el tema ahí. Tuvimos bastantes conversaciones sobre esto con nuestros amigos polacos.

Sobre su primera pregunta que pregunto, mi contraparte, tiene gracia porque usted dijo que la declaración no contenía nada al respecto. Pero, la declaración no dijo nada sobre ello porque esta conferencia fue acerca de temas más amplios y profundos que eso. Quisiera añadir dos puntos que son muy compatibles con lo que acaba de decir el ministro de Relaciones Exteriores Czaputowicz.

Primero, no hubo ningún defensor de Irán en la sala. Ningún país habló para negar los hechos fundamentales que expusimos acerca de Irán: la amenaza que representa y la naturaleza del régimen. Fue unánime. Ningún país de Europa, Asia y del mundo entero dijo que la información acerca de la amenaza que Irán significa en el Oriente Medio es falsa o exagerada. Todos reconocieron que es muy difícil hablar acerca de los problemas en Líbano sin hablar de Hizballah; que es muy difícil hablar de los problemas en Yemen sin hablar de los Houthis; que es muy difícil hablar de los desafíos que enfrenta la soberanía iraquí sin hablar de las milicias Shia; que es muy difícil hablar de los desafíos que hoy enfrenta Siria sin hablar de la infantería de los Qods que sigue allí. Todos estos actos están respaldados y apoyados por la República Islámica de Irán y no hubo disputa acerca de ello.

Se presentaron muchas ideas, muchas buenas, acerca de las maneras y los métodos con los que debemos enfrentar estas amenazas y trabajaremos en ello juntos. Pero pienso que lo más importante es anotar que hay total acuerdo, un acuerdo mundial, acerca de las amenazas que Irán representa.

Su pregunta fue si esta conferencia tuvo algún país específico como blanco. Por cierto, los objetivos fueron la estabilidad, la paz y la prosperidad en el Oriente Medio. Ese fue nuestro objetivo; esa es la razón por la que conformamos este grupo aquí en Varsovia hoy, y creo que eso fue también lo que logramos conseguir.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.