rss

Justificación Presupuestaria al Congreso

हिन्दी हिन्दी, English English, Français Français, Português Português, اردو اردو

Departamento de los Estados Unidos
11 de marzo de 2019
Washington, D.C.

 

El Departamento de Estado y USAID son herramientas indispensables para resolver los problemas de seguridad nacional más difíciles y proteger nuestras libertades. Cada día, nuestros equipos trabajan para desnuclearizar a Corea del Norte; ganar la competencia con las grandes potencias como China y Rusia; apoyar al pueblo de Venezuela contra la tiranía; prevenir que las epidemias de enfermedades infecciosas lleguen a nuestras fronteras; y ayudar a nuestros socios a que alcancen la autosuficiencia económica y de seguridad.

Para lograr los objetivos de política exterior del Gobierno, las dos agencias necesitan los recursos apropiados para nuestros programas diplomáticos y de ayuda externa. El presupuesto para el año fiscal 2020 solicita US$ 40 mil millones para proteger a los ciudadanos estadounidenses; aumentar la prosperidad de Estados Unidos utilizando la ayuda externa para incrementar las oportunidades para las empresas estadounidenses; y apoyar a nuestros aliados y socios. Al centro de nuestra solicitud está el principio guía de que los dólares de los contribuyentes deben utilizarse prudentemente. Mantenemos el compromiso de lograr resultados positivos; hacer programas más eficaces; lograr que los países se gradúen de la ayuda externa de EE.UU. una vez que alcancen los niveles avanzados de autosuficiencia; y optimizar los resultados de la ayuda humanitaria de EE.UU. a través de una nueva cuenta presupuestaria consolidada y una nueva estructura para la implementación de programas. La solicitud incluye fondos para proteger a nuestros diplomáticos y nuestras fronteras; reclutar y desarrollar nuestra fuerza laboral; y continuar modernizando la infraestructura de tecnología informática. El presupuesto también refleja una significativa propuesta de reorganización estructural de USAID para hacer que la agencia esté funcionalmente más alineada y enfocada en el trabajo de campo y, por lo tanto, mejor estructurada para enfrentar los desafiantes objetivos de política exterior del mundo.

Además de los programas centrales y compromisos con la fuerza laboral, también estamos financiando programas clave que fortalecerán democracias y asociaciones en el largo plazo. En la región del Indo-Pacífico, la diplomacia y la ayuda de Estados Unidos están mejorando la capacidad económica, las capacidades de seguridad y las estructuras de gobernabilidad de los países de la región, a la vez que logran beneficios económicos para los estadounidenses. En el norte de Iraq y otras regiones, el Departamento de Estado y USAID están ayudando a las minorías étnicas y religiosas a reconstruir sus vidas y crear un futuro más promisorio. Estas iniciativas clave y otras como ellas, son una demostración poderosa de la misión permanente de Estados Unidos como una fuerza para el bien en todo el mundo.

Debemos continuar poniendo los intereses de EE.UU. primero y ser la inspiración de la libertad en el mundo. Con el apoyo del Congreso, y a través de un uso estratégico y eficaz de los recursos, este presupuesto logrará justamente eso.

 

Atentamente,
Michael R. Pompeo
Secretario de Estado


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.