rss

Secretario de Estado Michael R. Pompeo Declaraciones a la prensa

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina de la portavoz
Para su difusión inmediata
26 de marzo de 2019
Declaraciones
Sala de Prensa
Washington, D.C.

 

SECRETARIO POMPEO: Buenos días a todos. Hoy día voy a hacer dos anuncios acerca de los esfuerzos en curso del Departamento de Estado para asegurar que el dinero de los contribuyentes estadounidenses no se use para subsidiar o promover abortos.

El primer anuncio concierne a la llamada “Política Ciudad de México” (Mexico City Policy).

Esta medida de la época del gobierno de Reagan asegura que el dinero de los contribuyentes estadounidenses no se usará para apoyar a organizaciones no gubernamentales extranjeras que ejecutan o promueven activamente abortos como un método de planificación familiar.

El presidente Trump de manera audaz amplió la “Política Ciudad de México” en el año 2017, de manera que ahora protege toda vida humana impactada por los casi US$ 9 mil millones de ayuda externa que gastamos en programas de salud mundial cada año, con lo cual se protege a más bebés nonatos que nunca en el mundo. Esto es lo decente; esto es lo correcto, y estoy orgulloso de servir en un gobierno que protege a los más vulnerables.

Ahora, a los dos años de nuestro gobierno, la vasta mayoría de nuestros socios encargados de implementar políticas han acordado cumplir con la política y siguen trabajando con nosotros. Este gobierno ha demostrado que podemos seguir alcanzando nuestras metas críticas de salud mundial, incluso atención a la salud para mujeres, a la vez que rechazamos subsidiar el asesinato de bebés nonatos.

Como Secretario de Estado, he instruido a nuestro equipo a que tome las medidas apropiadas para implementar esta política de la manera más amplia posible. Hoy estoy anunciando precisiones adicionales para que progresen nuestros esfuerzos para proteger a los más vulnerables.

Como antes, seguiremos rehusando dar ayuda a ONG extranjeras que ejecuten o promuevan el aborto como un método de planificación familiar.

Ahora bien, como resultado de la decisión que tomé hoy, también estamos dejando claro que rehusaremos dar ayuda a ONG extranjeras que dan apoyo financiero a otros grupos extranjeros en la industria mundial del aborto.

Haremos cumplir una prohibición estricta de esquemas financieros encubiertos y de intentos de esquivar nuestra política. El dinero de los contribuyentes estadounidenses no se utilizará para respaldar abortos.

Esto me lleva a mi segundo anuncio. También estamos haciendo cumplir la ley federal que prohíbe el uso de fondos de EE.UU., incluso los de ayuda externa, para cabildear en favor o en contra del aborto, también conocida como la Enmienda Siljander.

A la luz de evidencia reciente acerca de la defensa del aborto por parte de uno de los organismos de la Organización de Estados Americanos, he instruido a mi equipo a que incluya una cláusula en los acuerdos de ayuda externa con la OEA que explícitamente prohíba el uso de fondos para cabildear en favor o en contra del aborto.

Las instituciones de la OEA deberían enfocarse en enfrentar las crisis en Cuba, Nicaragua y Venezuela, no en defender la causa en favor del aborto.

Y con el fin de asegurar que nuestro mensaje se escuche fuerte y claro, reduciremos nuestra contribución a la OEA en una cantidad igual a la parte estimada de EE.UU. en los posibles gastos realizados por la OEA en estas actividades vinculadas al aborto.

Los estadounidenses deben estar seguros que este gobierno – y este Departamento de Estado y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) –, haremos todo lo que podamos para salvaguardar el dinero de los contribuyentes estadounidenses, y proteger y respetar la santidad de la vida de las personas en todo el mundo.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.