rss

LÍNEAS TELEFÓNICAS DIRECTAS SOBRE LA TRATA DE PERSONAS

English English, Français Français, हिन्दी हिन्दी, Português Português, Русский Русский, اردو اردو, 中文 (中国) 中文 (中国)

DESCARGAR PDF

Las líneas telefónicas directas o líneas de ayuda nacionales sobre la trata de personas son elementos críticos de una respuesta integral contra la trata y pueden ser un poderoso instrumento para combatirla. Suelen ser uno de los instrumentos más seguros y eficientes para que las personas que llaman puedan acceder a ayuda de emergencia, conectarse con servicios y obtener información sobre los recursos disponibles. A menudo, también son el primer punto de contacto del público para expresar sus preocupaciones sobre la trata de personas. Sin embargo, la escasez de financiamiento y la falta de protocolos operativos, capacitación y retención del personal, redes de remisión a servicios y a las fuerzas del orden y compromiso de las instituciones gubernamentales pueden impedir que en estas líneas se ayude a las personas que llaman y hasta podría ponerlas en peligro. A medida que los gobiernos y las comunidades exploran la posibilidad de iniciar un servicio de líneas telefónicas directas o de mejorar el existente, es importante evaluar la capacidad

y el monto de los recursos para determinar qué estructura sería apropiada para prestar un servicio de línea telefónica directa más eficaz y sostenible.

Las líneas telefónicas directas y las organizaciones que las manejan pueden mejorar las labores de combate a la trata de personas, pero solamente surten efecto si el público confía en que las personas que llaman recibirán ayuda. La calidad de esta ayuda depende de la solidez de la respuesta del gobierno local y del sector no gubernamental, así como del grado de confianza y de las relaciones existentes entre el personal de la línea telefónica directa y estos socios. También depende del grado de desarrollo de la infraestructura de los servicios y de la fiabilidad en cuanto a la remisión de las personas que llaman. Si los gobiernos y los proveedores de servicios no pueden prestar ayuda básica de emergencia, atención a largo plazo y apoyo para la reintegración, es posible que la eficacia de esta clase de línea sea limitada.

La capacidad que tiene el personal de una línea telefónica directa de servir a las personas que llaman también depende de la estabilidad de su organización. El monto del financiamiento constantemente disponible, las respuestas basadas en información sobre el trauma y el personal adiestrado a menudo determinan el alcance operativo de una línea telefónica directa, como el horario de funcionamiento, las respuestas en persona o grabadas, las formas de trata de personas que se pueden abordar y la amplitud de la asistencia que se puede proporcionar a las personas que llaman. En las líneas telefónicas directas eficaces hay una misión clara y protocolos bien establecidos para las funciones y el papel básicos del personal y las relaciones con las entidades de remisión. Conforme a la práctica de prestación de servicios a las víctimas, las líneas telefónicas directas sobre la trata de personas deberían mantener estrictos procedimientos para salvaguardar la información personal de las víctimas con el fin de evitar su exposición al peligro y para que las personas que llaman tengan expectativas claras sobre el papel de esas líneas y los próximos pasos. Uno de los indicadores más reveladores del volumen de llamadas a esta clase de líneas ha sido el ofrecimiento de anonimato. La forma en que una línea de este tipo adopta los requisitos de notificación obligatoria y claridad sobre la confidencialidad de las personas que llaman y las políticas en materia de denuncia puede ayudar a las personas a determinar cuándo se sienten seguras al comunicarse con esta línea.

La estructura y las características de las líneas telefónicas directas sobre la trata de personas a menudo reflejan el perfil local de los casos de trata y las normas sociales. El hecho de tener una sólida comprensión de la forma en que actúan los tratantes, dónde suelen ocurrir los casos y qué poblaciones son blanco de los tratantes puede ayudar al personal de la línea telefónica directa a prestar un mejor servicio a la población prevista. Además, saber cuáles son las formas más comunes de comunicación dentro de las comunidades locales y qué tan fiables son las estructuras de telecomunicación puede ayudar a determinar en qué plataformas debería invertir la línea telefónica directa. Las líneas telefónicas directas nacionales han incluido líneas gratuitas con números fáciles de recordar, cuentas de correo electrónico, líneas de texto para servicio de mensajes cortos (SMS), aplicaciones para dispositivos móviles, funciones de chat en línea, formularios en sitios web y cuentas en las redes sociales. La identificación de las personas que tienen más probabilidades de llamar y de sus necesidades críticas comunes puede ayudar al personal de una línea telefónica directa a determinar si debería priorizar el ofrecimiento de servicios de interpretación o de traducción en varios idiomas y qué tipos de asociaciones o de remisiones debería ofrecer, como albergue, ayuda legal o servicios de asesoramiento.

LÍNEA MANEJADA POR EL GOBIERNO

» Argentina: La Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) del Ministerio Público Fiscal y el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento de Víctimas Damnificadas por el Delito de Trata de Personas, que coordina los servicios de emergencia a las víctimas, manejan una línea telefónica directa nacional sobre la trata de personas, con servicio durante 24 horas al día, llamada Línea 145, que ha ayudado a facilitar las investigaciones sobre acusaciones de trata de personas.

LÍNEA MANEJADA POR ONG Y APOYADA POR EL GOBIERNO

» Noruega: El Ministerio de Justicia financia totalmente la línea telefónica directa con servicio durante 24 horas, manejada por una ONG, que está incluida en el presupuesto del Estado, para conectar a las víctimas de la trata que llamen al 22 33 11 60 con las fuerzas de orden y proveedores de servicios directos, según proceda.

LÍNEA MANEJADA POR ONG Y FINANCIADA POR EL SECTOR PRIVADO

» Grecia: Una ONG internacional maneja la línea telefónica directa nacional y se ocupa de las pistas, se encarga de la remisión a otros servicios y responde a las solicitudes de información o capacitación. Si bien donantes privados proporcionan financiamiento y apoyo a esta línea, el Gobierno de Grecia respalda la línea 1109 y mantiene una estrecha alianza con los gobiernos y municipios locales para celebrar campañas de concientización, incluso transmisiones gratuitas de anuncios publicitarios de esa línea por radio y televisión, y sesiones de capacitación de la policía.

LÍNEA MANEJADA POR ONG Y FINANCIADA POR VARIAS ENTIDADES

» Estados Unidos: Una ONG nacional maneja la línea telefónica directa nacional sobre la trata de personas, que recibe financiamiento del Gobierno de los Estados Unidos y de fuentes no gubernamentales. La ONG depende de su red de socios en las fuerzas del orden y los proveedores de

servicios para conectarse con las personas que llaman y enviarlas a los puntos de contacto apropiados en todo el país. Para comunicarse con esta línea el público puede al llamar al 888-373-7888, enviar un mensaje de texto al 233733 e iniciar chats en línea.

Es igualmente importante identificar las barreras que podrían evitar que las personas, en particular las víctimas, llamen a una línea telefónica directa. Las organizaciones que manejan estas líneas pueden configurar su estrategia de difusión y ganarse la confianza del público al obtener información sobre las actitudes locales o culturales hacia los proveedores de servicios y el uso de recursos o la presentación de denuncias con apoyo gubernamental. Con el transcurso del tiempo, las líneas telefónicas directas nacionales sobre la trata de personas han adquirido una reputación de credibilidad por medio de ayuda de socios en ese campo, personas que han llamado antes y compartido sus experiencias, evaluaciones independientes y estadísticas o informes publicados por esas líneas.

Las líneas telefónicas directas nacionales sobre la trata de personas han evolucionado de manera diferente para reflejar las tendencias singulares de un país o sus casos más comunes de trata de personas, su contexto cultural y estructural y la disponibilidad de recursos fiables. Varios gobiernos han decidido financiar y manejar líneas telefónicas directas que puedan ofrecer un sistema de remisión rápida y simplificada a servicios públicos y comunitarios y recursos del sistema de justicia penal. Los gobiernos han manejado líneas telefónicas directas a partir de diferentes organismos, según la función y el público previstos. Por ejemplo, algunos países con una población numerosa de trabajadores migrantes han establecido estas líneas dentro de sus ministerios del trabajo para recibir quejas sobre el trabajo forzoso o distribuir información sobre los derechos de los trabajadores y las leyes laborales.

Si bien el apoyo gubernamental a una línea telefónica directa puede ampliar su credibilidad como mecanismo oficial de denuncia y de remisión de las víctimas, también puede intimidar a la gente e impedirle establecer contacto. Particularmente en las sociedades con un alto índice de desconfianza en el gobierno, una línea telefónica directa independiente puede darles a las personas que llaman un sentido más sólido de seguridad contra represalias o uso indebido de la información. Varios gobiernos se han asociado con una ONG o una organización internacional para instalar líneas telefónicas directas y el grado de participación del gobierno ha variado entre suministro de asistencia para fines de promoción, hasta aporte de recursos materiales o de personal y financiamiento total. En la mayoría de los casos, las líneas manejadas por una ONG o una organización internacional han servido principalmente de conductos y han dependido de extensas redes de remisión para conectar a las personas que llaman con los servicios o recursos existentes.

Los requisitos legislativos o reglamentarios para publicar información referente a las líneas telefónicas directas sobre la trata de personas también pueden propagar la concientización entre las poblaciones, las industrias y los lugares donde hay alto riesgo de trata de personas. La consulta proactiva con los sobrevivientes, ya sea contratándolos para trabajar como parte del personal que atiende las líneas telefónicas directas o designándolos para participar en consejos asesores externos, también fomentará la eficacia y receptividad de dichas líneas.

Donde no existen líneas telefónicas directas nacionales dedicadas a la lucha contra la trata de personas, los gobiernos y las ONG a menudo han incorporado mecanismos de respuesta contra la trata a las líneas existentes para las víctimas de delitos afines, como la violencia doméstica, el abuso infantil y la violencia de género, así como a las líneas telefónicas directas contra la delincuencia en general. Además, las líneas telefónicas directas sobre los derechos de los trabajadores también han atendido llamadas sobre la trata de personas. Aun los países con una línea telefónica directa nacional dedicada a la lucha contra la trata de personas pueden establecer protocolos de remisión con líneas telefónicas directas locales y con líneas sobre otros asuntos afines que podrían recibir llamadas sobre la trata de personas.

Además de recibir pistas, las líneas telefónicas directas nacionales pueden ser un depósito central de datos sobre la trata de personas y desempeñar una función clave en el fomento de las labores contra la trata, siempre y cuando se proteja la confidencialidad de la persona que llama. El uso de los datos de la línea telefónica directa para identificar tendencias comunes, puntos de intersección con las industrias y los sistemas gubernamentales y brechas en el apoyo a las víctimas puede ayudar a este campo a desarrollar campañas focalizadas de concientización del público o de defensa de los intereses de las víctimas, estrategias de participación de los interesados actuales y potenciales y protocolos para corregir las debilidades. Con las medidas apropiadas de salvaguardia y protección, los datos de la línea telefónica directa también pueden ser un instrumento útil para estimular la coordinación regional sobre las tendencias de la trata transfronteriza de personas y las remisiones correspondientes. Independientemente del modelo estructural que se emplee en una línea telefónica directa, ya sea manejada por el gobierno o completamente manejada y financiada por ONG, las líneas telefónicas directas de lucha contra la trata de personas han servido de base de las respuestas nacionales contra la trata de personas y de impulsores del progreso dentro de ese campo.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.