rss

Contrabandista De Personas Procesado Por Cargos En Ee.uu. Y Arrestado En Operativo Brasileño Contra Importante Red De Contrabando De Extranjeros

English English, Português Português

Departamento De Justicia De Los Estados
Unidos Para Su Divulgación Inmediata
Jueves 31 De Octubre De 2019

 

Nota: Se puede consultar una copia de la acusación aquí.

WASHINGTON – Previamente en el día de hoy, gracias a los intensos esfuerzos de coordinación y cooperación entre Estados Unidos y las autoridades de aplicación de la ley de Brasil, el Departamento de Policía Federal de Brasil llevó a cabo un importante operativo de seguridad para interceptar y desarticular a una organización transnacional dedicada al contrabando de personas extranjeras, que incluyó la detención de un presunto contrabandista de personas extranjeras  por cargos interpuestos en Brasil, que también ha sido imputado en Estados Unidos. Los contrabandistas de personas extranjeras que fueron blanco de esta operación serían responsables del contrabando ilícito hacia Brasil y, como destino final, Estados Unidos, de numerosas personas procedentes del Sur de Asia y de otras regiones.

Saifullah Al-Mamun, alias Saiful Al-Mamun, de 32 años, fue arrestado en Brasil. Hoy se dio a conocer en el Tribunal Federal de Distrito para el Distrito Sur de Texas – División de Laredo una acusación ampliada que le atribuye a Al-Mamun ocho cargos por conspiración y contrabando de personas extranjeras. El operativo de seguridad pública incluyó la ejecución de múltiples órdenes de allanamiento y la detención adicional de siete contrabandistas basados en Brasil sobre la base de cargos planteados en ese país: Saifullah Al-Mamun, de 32 años; Saiful Islam, de 32; Tamoor Khalid, de 31; Nazrul Islam, de 41; Mohammad Ifran Chaudhary, de 39; Mohammad Nizam Uddin, de 28; y Md Bulbul Hossain, de 36.

Según el documento de acusación, Al-Mamun habría alojado a los extranjeros en San Pablo, Brasil, y gestionado su traslado a través de una red de contrabandistas que operan en Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y México, para su desplazamiento hacia Estados Unidos. A cambio de ingresar mediante contrabando a estas personas extranjeras en Estados Unidos, Al-Mumun y sus dos cómplices habrían gestionado que se les efectuaran pagos en México, América Central, América del Sur, Bangladés y otros sitios.

“Los procesamientos que tuvieron lugar hoy demuestran nuestro compromiso de juzgar aquí en Estados Unidos a quienes llevan a cabo contrabando de personas extranjeras y ponen en riesgo la seguridad pública de nuestro país al intentar burlar nuestro sistema legal de inmigración”, señaló el fiscal general adjunto Brian A. Benczkowski de la División Penal del Departamento de Justicia. “Seguiremos colaborando con nuestros socios en el área de aplicación de la ley para que quienes se dedican al contrabando de personas a nivel internacional tengan que rendir cuentas por la amenaza que generan para la seguridad nacional de Brasil, Estados Unidos y otras naciones”.

“Las organizaciones transnacionales de contrabando de personas amenazan la seguridad de Estados Unidos”, señaló el agente especial a cargo de la operación Scott Brown, de Investigaciones de Seguridad Nacional (Homeland Security Investigations, HSI) de Phoenix en el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. “Mediante una importante iniciativa conjunta con socios de aplicación de la ley nacionales e internacionales, estas detenciones representan otra victoria en nuestro esfuerzo por investigar y desarticular a quienes conspiran para socavar las leyes inmigratorias de nuestra nación en su propio beneficio”.

El ciudadano bangladesí Milon Miah, que residía en Tapachula, México, fue arrestado el 31 de agosto al llegar al Aeropuerto Intercontinental George Bush en Houston, Texas, y en la acusación ampliada se le imputan cargos por su participación en el estratagema para ingresar por contrabando a extranjeros en Estados Unidos. El ciudadano bangladesí Moktar Hossain, de 31 años, que anteriormente residía en Monterrey, México, se declaró culpable el 27 de agosto por su rol en una confabulación para ingresar por contrabando a personas extranjeras en Estados Unidos con el fin de obtener ventajas comerciales o un lucro económico privado.

Tanto la acusación contra Al-Mamun como la asistencia brindada por las autoridades estadounidenses a los organismos de aplicación de la ley brasileños se coordinaron en el marco del programa Fuerza de Choque de Combate a los Viajes Extraterritoriales Criminales [Extraterritorial Criminal Travel Strike Force (ECT) program], una alianza entre la Sección de Derechos Humanos y Procesos Especiales (Human Rights and Special Prosecutions Section, HRSP) de la División Penal del Departamento de Justicia y HSI. El programa ECT actúa contra las redes de contrabando de personas que pueden representar riesgos particulares para la seguridad nacional o pública o que tienen graves implicancias en términos humanitarios. ECT cuenta con recursos específicos para tareas de investigación, inteligencia y procesamiento. ECT coordina y recibe asistencia de otros organismos del Gobierno estadounidense y de autoridades extranjeras de aplicación de la ley. HSI Phoenix encabezó las acciones de investigación estadounidenses en coordinación con HSI Brasilia, HSI Laredo, el programa ECT de la Unidad de Contrabando de Personas de HSI, las Operaciones de Control y Expulsión (Enforcement and Removal Operations) del ICE, el National Targeting Center de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, el Centro Internacional de Inteligencia y Operaciones contra la Delincuencia Organizada (International Organized Crime Intelligence and Operations Center), el Enlace de HSI con el Departamento de Defensa de EE.UU., el Comando Sur de Estados Unidos, Operation CITADEL, BITMAP y el National Targeting Center. El Departamento de Justicia, la Sección de Derechos Humanos y Procesos Especiales de la División Penal y la Oficina de Asuntos Internacionales brindaron una importante asistencia en este asunto.

Los fiscales James Hepburn, Erin Cox y Mona Sahaf de la Sección de Derechos Humanos y Procesos Especiales de la División Penal están a cargo de la investigación, con el apoyo de la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Texas.

Los cargos expresados en la acusación contra Al-Mamun constituyen meras denuncias y el acusado se presume inocente hasta tanto se demuestre su culpabilidad sin lugar a duda razonable en un tribunal de justicia.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.