rss

El papel de Estados Unidos en la respuesta de las organizaciones internacionales a COVID-19

English English, العربية العربية, Français Français, हिन्दी हिन्दी, Português Português, Русский Русский, اردو اردو

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Hoja informativa
Oficina de la portavoz
31 de marzo de 2020

 

“Cada vez que se ve ayuda efectiva y de alta calidad para COVID-19, que se entrega en todo el mundo por agencias humanitarias y de ayuda de la ONU, lo que ven es la generosidad del pueblo estadounidense y de quienes comparten nuestros valores humanitarios. Somos, por mucho, los mayores contribuyentes a organizaciones como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y el Programa Mundial de Alimentos porque creemos en el multilateralismo efectivo que se centra en ayudar a los necesitados, no en obtener ventajas políticas. Esto es verdadero liderazgo mundial”.

— Secretario Michael R. Pompeo, 27 de marzo de 2020

Estados Unidos es, por mucho, el contribuyente más generoso y confiable para la respuesta a la crisis y la acción humanitaria a través de las Naciones Unidas y decenas de organizaciones internacionales. La ayuda de los Estados Unidos, las contribuciones monetarias y en especies, la experiencia y la tecnología son indispensables para el esfuerzo de combatir la COVID-19. Ejemplos incluyen:

El apoyo de EE.UU. a la Organización Mundial de la Salud (OMS)

  • Estados Unidos ha sido el mayor contribuyente de la Organización Mundial de la Salud desde su creación en 1948. Las contribuciones estadounidenses a la OMS en 2019 superaron los US$ 400 millones, casi el doble de la segunda contribución más grande de los estados miembros. China, en cambio, contribuyó con US$ 44 millones.
  • La OMS está coordinando la respuesta mundial a la pandemia de COVID-19, y está presente en 149 países de todo el mundo. Este amplio esfuerzo no sería posible sin el apoyo de los Estados Unidos.
  • Estados Unidos y otros socios importantes, como Gran Bretaña, Alemania, Japón y la Fundación Gates, han invertido durante décadas en la preparación para emergencias, capacidad de respuesta y la experiencia y los conocimientos especializados de la OMS.

Apoyo de EE.UU al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

  • UNICEF fue una de las primeras organizaciones en brindar ayuda al pueblo chino durante la pandemia de COVID-19. El 29 de enero, por ejemplo, UNICEF entregó 6 toneladas métricas de máscaras respiratorias y trajes protectores para trabajadores de la salud a Shanghái, para su distribución en Wuhan.
  •  Este esfuerzo no hubiera sido posible sin el apoyo de EE.UU. En 2019, EE.UU. contribuyó con más de US$ 700 millones a UNICEF, en comparación con los US$ 16 millones de China para programas de UNICEF.
  • UNICEF participa en acciones de emergencia en decenas de países de todo el mundo para proporcionar suministros médicos críticos, ampliar los servicios de agua, saneamiento e higiene, y educar sobre los medios para prevenir la propagación del virus.
  • Estados Unidos continúa trabajando vigorosamente con UNICEF para promover la salud y el bienestar de los niños en todo el mundo.

Apoyo de EE.UU. a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)

  • Las poblaciones de refugiados son especialmente vulnerables a la pandemia de COVID-19, y el apoyo de Estados Unidos al ACNUR no tiene comparación.
  • En 2019, Estados Unidos contribuyó con casi US$ 1.700 millones al ACNUR, dejando en claro que nos preocupamos por el sufrimiento humano sin importar dónde ocurra. China contribuyó con US$ 1,9 millones.

El apoyo de EE.UU. al Programa Mundial de Alimentos (WFP)

  • El Programa Mundial de Alimentos, a través de su Departamento de Ayuda Humanitaria, ha realizado más de 85 envíos a 74 países para ayudar en las respuestas a COVID-19, entre ellos, 1,4 millones de unidades de equipos de protección personal, como kits de salud.
  • En 2019, Estados Unidos proporcionó el 42% de los recursos de US$ 8 mil millones del WFP, lo que convirtió a los Estados Unidos en el mayor contribuyente y cuatro veces la próxima mayor donación de los estados miembros. La República Popular China aportó solamente US$ 30 millones.
  • Incluso en medio de la pandemia, el WFP mantiene su objetivo de llegar a 86 millones de personas con inseguridad alimentaria este año, gracias a la financiación estadounidense y los alimentos cultivados por los agricultores estadounidenses.

Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.