rss

Estados Unidos continúa liderando la respuesta mundial al COVID-19 a través de asistencia adicional en el extranjero

English English, العربية العربية, Français Français, हिन्दी हिन्दी, Português Português, Русский Русский, اردو اردو, 中文 (中国) 中文 (中国)

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Oficina de la Portavoz
Para su divulgación inmediata
Declaración del Secretario de Estado, Michael R. Pompeo
8 de abril de 2020

 

Gracias a la generosidad inigualable del pueblo estadounidense y los esfuerzos del Gobierno estadounidense, Estados Unidos sigue liderando la respuesta mundial humanitaria y de salud pública a la pandemia de COVID-19. Estamos incrementando este liderazgo con otros US$ 225 millones en asistencia sanitaria, humanitaria y económica que permitirán impulsar aún más las iniciativas de respuesta en todo el mundo.

Esta nueva ayuda se añade a los casi US$ 274 millones en asistencia ya desplegados contra el COVID-19 por el Gobierno de los Estados Unidos. También se suma a los más de US$ 140.000 millones en total que Estados Unidos ha destinado solo a la asistencia sanitaria mundial en los últimos 20 años. Estados Unidos es el líder indiscutible en materia de prestación de ayuda de salud y humanitaria en todo el mundo.

Nuestra ayuda contra el COVID-19 se centra en contribuir a reducir la transmisión del virus a través, entre otras cosas, del diagnóstico, la prevención y el control de las infecciones en los establecimientos de salud, la preparación y el fortalecimiento de los sistemas de salud de emergencia, la mejora de los laboratorios y la capacitación de los trabajadores de la salud, en un esfuerzo por responder a brotes adicionales, mitigar las ulteriores consecuencias para los estadounidenses en el extranjero y proteger mejor a los estadounidenses que se encuentran en nuestro país de nuevas transmisiones procedentes del exterior de nuestras fronteras.

Las pandemias no respetan las fronteras nacionales. Tras décadas de liderazgo mundial de Estados Unidos en materia de asistencia sanitaria y humanitaria, sabemos que las inversiones inteligentes y estratégicas resultan fundamentales para proteger el territorio nacional. Como demuestra la historia, podemos luchar contra las pandemias en el país y ayudar a otras naciones a contener su propagación en el extranjero. 

Pero lo más importante es que Estados Unidos es capaz de proporcionar asistencia de alto impacto a nuestros socios en el extranjero sin privar de suministros vitales al pueblo estadounidense. Vamos a mantener en Estados Unidos todos los artículos médicos críticos hasta satisfacer la demanda en el país.

Equipos de todo el Gobierno de los Estados Unidos —incluido no solo el Departamento de Estado, sino también la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del Departamento de Salud y Servicios Humanos, la Corporación Financiera de Desarrollo de los Estados Unidos y otros organismos— están trabajando juntos y con nuestros asociados del G7 y otras instituciones multilaterales para dar prioridad a los programas y los países más necesitados de asistencia y en los que esta tendrá más impacto.

Los estadounidenses no solo prestan ayuda a través de medios gubernamentales. En conjunto, han donado generosamente más de US$ 1.500 millones a las poblaciones afectadas por la pandemia de COVID-19 en todo el mundo a través de empresas privadas, grupos sin fines de lucro y organizaciones religiosas.  Y, como los mayores humanitarios del mundo, sé que seguiremos haciéndolo en las próximas semanas y meses.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.