rss

Certificación de países que no cooperan plenamente con los esfuerzos de los Estados Unidos contra el terrorismo

English English, हिन्दी हिन्दी, اردو اردو

Departamento de Estado de los Estados Unidos
Nota para los medios
Oficina de la Portavoz
13 de mayo de 2020

 

En el día de ayer, el Departamento de Estado notificó al Congreso que Irán, Corea del Norte, Siria, Venezuela y Cuba fueron certificados conforme al artículo 40A(a) de la Ley de Control de Exportaciones de Armas (Arms Export Control Act) como países que “no cooperaron plenamente” con los esfuerzos de EE.UU. contra el terrorismo durante 2019. Es el primer año que se certifica a Cuba como nación que no coopera plenamente desde 2015. Esta certificación prohíbe la comercialización o el otorgamiento de licencias de exportación de artículos y servicios de defensa, y notifica al público estadounidense y a la comunidad internacional que estos países no están cooperando plenamente con los esfuerzos antiterroristas de EE. UU.

Irán: En 2019, Irán mantuvo su papel como el mayor patrocinador estatal del terrorismo a nivel mundial, al prestar apoyo a Hezbolá, grupos terroristas palestinas y otros grupos terroristas que operan en Medio Oriente. En 2019, Irán siguió apoyando a varios grupos terroristas iraquíes chiitas, como Kata’ib Hizballah (KH), Harakat al-Nujaba (HAN) y Asa’ib Ahl al-Haq (AAH). El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC), que ha sido designado como Organización Terrorista Extranjera, ha tenido participación directa en la planificación de actos terroristas y ha causado la muerte de ciudadanos estadounidenses. El IRGC —principalmente a través de la Fuerza Quds— es el actor del régimen iraní con el papel más preponderante en lo que respecta a ordenar y ejecutar una campaña de terrorismo global.

Corea del Norte: En 2019, cuatro ciudadanos japoneses que participaron en el secuestro, ocurrido en 1970, de un vuelo de una aerolínea de Japón seguían viviendo en la República Popular Democrática de Corea. El gobierno japonés también insistió en sus esfuerzos para obtener una explicación completa sobre el destino de 12 ciudadanos japoneses que se cree que habrían sido secuestrados por entidades estatales de la RPDC en las décadas de 1970 y 1980.

Siria: Siria ha mantenido su apoyo político y militar a grupos terroristas, incluida la provisión de armas y respaldo político a Hezbolá. La relación del régimen de Asad con Hezbolá e Irán se fortelció en 2019, en tanto se incrementó la dependencia del régimen en actores externos para combatir a opositores y asegurar zonas. El IRGC y milicias que actúan con el apoyo del IRGC siguen teniendo presencia activa en el país, con el permiso del presidente Bashar al-Asad.

Venezuela: Durante 2019, Maduro y miembros de su exrégimen en Venezuela siguieron favoreciendo un entorno propicio para que los terroristas mantuvieran su presencia en la región. Si bien Maduro no fue el presidente reconocido de Venezuela en este período, su control dentro de Venezuela hizo que, en la práctica, no fuera posible la cooperación con Estados Unidos en los esfuerzos contra el terrorismo. Hubo presencia en el país de personas vinculadas con disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) (que siguen dedicados al terrorismo pese al acuerdo de paz) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN). El Departamento de Justicia de los EE.UU. ha acusado penalmente a Maduro y a ciertos otros miembros del exrégimen por haber mantenido una asociación narcoterrorista con las FARC en los últimos 20 años.

Cuba: Miembros del ELN, que viajaron a La Habana para mantener conversaciones de paz con el gobierno colombiano en 2017, permanecieron en Cuba durante 2019. Alegando protocolos de negociación de paz, Cuba rechazó el pedido de Colombia de extraditar a 10 líderes del ELN que viven en La Habana, luego de que la organización se atribuyera responsabilidad por el atentado con explosivos perpetrado en enero de 2019 en una escuela de cadetes de policía en Bogotá que produjo la muerte de 22 personas y más de 60 resultaron heridas. Mientras Estados Unidos mantiene una firme alianza de seguridad con Colombia y comparte con ese país el importante objetivo antiterrorista de combatir a organizaciones como el ELN, la negativa de Cuba a tratar de manera productiva con el gobierno colombiano demuestra que no está cooperando con el trabajo estadounidense en apoyo a los esfuerzos de Colombia orientados a lograr una paz justa y duradera, seguridad y oportunidades para su población.

Cuba ha acogido a varios fugitivos de la justicia de los EE.UU. que son buscados por cargos de violencia política, y muchos de ellos han residido en Cuba durante décadas. Por ejemplo, el régimen cubano se ha negado a extraditar a Joanne Chesimard, que fue condenada por ejecutar al policía del estado de Nueva Jersey Werner Foerster en 1973. El Gobierno cubano brinda vivienda, libretas de racionamiento y atención médica a estas personas.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.