rss

Restablecimiento de sanciones de la ONU sobre la República Islámica de Irán

English English, Português Português, العربية العربية, Русский Русский, Français Français, اردو اردو, हिन्दी हिन्दी

Declaración del Secretario Michael R. Pompeo

19 de septiembre de 2020

La administración Trump siempre ha entendido que la mayor amenaza para la paz en Medio Oriente es la República Islámica de Irán, cuyos esfuerzos violentos para propagar la revolución han causado la muerte de miles de personas y afectado gravemente la vida de millones de inocentes. La historia muestra que la postura de apaciguamiento solo sirve para que estos regímenes se sientan más fortalecidos. Por lo tanto, hoy Estados Unidos acoge con beneplácito el restablecimiento de prácticamente todas las sanciones de la ONU que se habían interrumpido con respecto a la República Islámica de Irán, el principal Estado patrocinador del terrorismo y el antisemitismo en el mundo.

Las sanciones vuelven a imponerse sobre Irán en virtud del proceso de restablecimiento de restricciones (snapback) conforme a la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU. El 20 de agosto, Estados Unidos notificó al Presidente del Consejo de Seguridad sobre el incumplimiento significativo por parte de Irán de los compromisos de ese país conforme al PAIC. Esta notificación activó un proceso de 30 días que dio lugar al restablecimiento de sanciones de la ONU previamente interrumpidas, y que entró en vigor el 19 de septiembre a las 8:00 p.m., hora de verano del Este. Esto implica que, a partir de hoy, todas las disposiciones de las Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU 1696, 1737, 1747, 1803, 1835 y 1929 que quedaron sin efecto por la resolución 2231 vuelven a cobrar vigencia. Asimismo, las medidas establecidas en los párrafos 7, 8 y 16 a 20 de la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas dejan de estar vigentes.

Estados Unidos adoptó esta medida decisiva debido a que, además de que Irán no ha cumplido sus compromisos en virtud del PAIC, el Consejo de Seguridad no prorrogó el embargo de armas de la ONU con respecto a Irán, que regía desde hacía 13 años. La inacción del Consejo de Seguridad habría facilitado las condiciones para que Irán adquiera todo tipo de armas convencionales desde el 18 de octubre. Afortunadamente para el mundo, Estados Unidos realizó acciones responsables para impedir que esto ocurra. De conformidad con los derechos que nos corresponden a tenor de la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 2231, iniciamos el proceso de restablecimiento (snapback) para reinstaurar prácticamente todas las sanciones de la ONU que se habían interrumpido, incluido el embargo de armas. Como resultado de esto, el mundo será un lugar más seguro.

Estados Unidos espera que todos los Estados Miembros de la ONU cumplan cabalmente con sus obligaciones de implementar estas medidas. Además del embargo de armas, esto incluye restricciones como la prohibición de que Irán realice actividades relacionadas con enriquecimiento y reprocesamiento, la prohibición de que lleve a cabo pruebas y desarrollo de misiles balísticos, y sanciones a la transferencia de tecnologías nucleares y relacionadas con misiles a Irán, entre otras. Si los Estados Miembros de la ONU no cumplen sus obligaciones de implementar estas sanciones, Estados Unidos está dispuesto a usar sus facultades internas para imponer consecuencias por esos fracasos e impedir que Irán se beneficie con los resultados de actividades prohibidas por la ONU.

El restablecimiento de las sanciones hoy es un paso en el camino hacia la paz y la seguridad internacional. El pacto nuclear de 2015 no consiguió alentar a Irán a sumarse a la “comunidad de naciones”, tal como lo prometía. En cambio, los mulás se hicieron de nuevas riquezas y las usaron para fomentar la muerte y la destrucción de Yemen a Irak a Líbano y Siria – un resultado predecible. De no ser por las acciones de EE. UU. para restablecer las medidas de la ONU, el régimen iraní pronto podría comprar y vender armas con mayor libertad en todo el mundo. Debido a las falencias del PAIC, Irán está casi cinco años más próximo al vencimiento de las restricciones sobre el programa de enriquecimiento de uranio y las actividades de reprocesamiento de Irán. Esto haría que Irán esté inaceptablemente cerca de tener la capacidad para un arma nuclear. Sin embargo, gracias al restablecimiento de las sanciones de la ONU, ahora Irán está obligado a suspender las actividades vinculadas con enriquecimiento, reprocesamiento y agua pesada. Jamás permitiremos que el principal Estado promotor del terrorismo a nivel global obtenga el arma con mayor capacidad letal del mundo.

En los próximos días, Estados Unidos anunciará una variedad de medidas adicionales orientadas a reforzar la implementación de las sanciones de la ONU y responsabilizar a los infractores. Nuestra campaña de máxima presión sobre el régimen iraní se mantendrá hasta que Irán llegue a un acuerdo integral con nosotros para que cese sus amenazas de proliferación y deje de sembrar el caos, la violencia y el derramamiento de sangre.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.