rss

Secretario Michael R. Pompeo Durante sesión con la prensa

Português Português, English English, العربية العربية, Français Français, Русский Русский, हिन्दी हिन्दी, اردو اردو

Departamento de Estado de EE. UU.
Oficina de la Portavoz
Para su divulgación inmediata
Declaraciones a la prensa

14 de octubre de 2020
Sala de Prensa
Washington D.C.

 

SECRETARIO POMPEO: Buenos días a todos. Bienvenidos. Hoy quisiera referirme a un tema que merece un reconocimiento mucho mayor, y es que Estados Unidos es un promotor del bien en el mundo.

La semana pasada, el Programa Mundial de Alimentos recibió el Premio Nobel de la Paz 2020 por sus esfuerzos para combatir el hambre y mejorar las condiciones para la paz en todo el mundo.

El PMA es gestionado por el director ejecutivo David Beasley, ciudadano estadounidense y exgobernador de Carolina del Sur, que merece un inmenso reconocimiento, junto a su equipo, por el éxito logrado por la organización en los últimos años. El PMA depende totalmente de contribuciones voluntarias. David ha conseguido que su presupuesto creciera de USD 6000 millones en 2017 a más de USD 8000 millones en 2019.

Ese dinero se tradujo, en la práctica, en rescatar vidas humanas. Eso es lo que reflejó el Premio Nobel de la Paz. El PMA ahora ayuda a alimentar y paliar el hambre de más de 100 millones de hombres, mujeres y niños en 80 países.

Estados Unidos ha proporcionado el 43 % del presupuesto del PMA. Esta es, por amplia diferencia, la mayor contribución realizada por cualquier nación del mundo y es 700 veces superior a lo que ha aportado China, y más de dos veces y media mayor al aporte de Alemania, el país que realiza la segunda contribución más significativa.

Esta ayuda se ha vuelto incluso más trascendental, ahora que la pandemia propiciada por China ha obstaculizado las cadenas de suministro y la provisión de alimentos en todo el mundo. El liderazgo humanitario de Estados Unidos está muy vigente y se distingue completamente de lo que ha hecho China con respecto al hambre en todo el mundo.

El equipo del Departamento de Estado también está trabajando arduamente para resolver conflictos en Europa:

Como codirector del Grupo de Minsk de la OSCE, Estados Unidos mantiene su determinación de ayudar a Azerbaiyán y a Armenia a alcanzar un acuerdo pacífico y sostenible con respecto a su conflicto.

Instamos a ambos países a implementar el compromiso que acordaron en materia de cese al fuego y a desistir de perpetrar ataques contra zonas civiles.

En Bielorrusia, apoyamos con firmeza al pueblo bielorruso que sigue exigiendo rendición de cuentas de los líderes del país por reprimir la democracia, tal como lo hicimos cuando aplicamos sanciones a los responsables, conjuntamente con nuestros aliados democráticos en Europa y Canadá.

Asimismo, reiteramos nuestra exigencia de que se libere de inmediato al ciudadano estadounidense Vitali Shkliarov.

Por último, instamos nuevamente a Rusia a cooperar en forma plena con la investigación de la comunidad internacional sobre el ataque con un agente nervioso perpetrado contra Alex Navalny.

Hoy también me complace anunciar que el subsecretario Robert Destro, que está aquí con nosotros —es muy grato verlo—, de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo, también se desempeñará simultáneamente como Coordinador Especial de EE. UU. para Asuntos del Tíbet.

Se enfocará en promover el diálogo entre el gobierno bajo el control comunista en Pekín y el Dálai Lama; proteger la identidad religiosa, cultural y lingüística singular de los tibetanos; mejorar el respeto de los derechos humanos y muchas otras prioridades.

Por cierto, ayer China, al igual que Rusia y Cuba, consiguieron asientos en el Consejo de Derechos Humanos. Esto representa una victoria para los tiranos y un motivo de vergüenza para las Naciones Unidas. Es un ejemplo y una indicación de por qué hicimos bien al salirnos de ese organismo. Cuando las instituciones sean irreparables, como se demostró ayer, Estados Unidos bajo el liderazgo del presidente Trump, no participará en ellas.

La semana pasada, la secretaria DeVos y yo enviamos cartas a universidades y administradores de K-12 en todo Estados Unidos para advertirles sobre cómo el PCC utiliza los Institutos Confucianos y las Aulas Confucianas para difundir propaganda y cercenar la libertad académica.

A su vez, ayer anunciamos en forma pública nuestra política por la cual pedimos que los centros de expertos que aceptan fondos de gobiernos extranjeros —incluido de China— hagan pública esa información. Creemos que esto es importante y nos interesa que el pueblo estadounidense sepa quiénes están influyendo en nuestros centros de expertos, de modo que puedan evaluar mejor el trabajo que estos publican.

Y por cierto, acabo de volver de la región. Mantuve una serie de diálogos exitosos con mis contrapartes de Australia, India y Japón en las reuniones de QUAD (Diálogo de Seguridad Cuadrilateral) que tuvieron lugar la semana pasada en Tokio.

Una de las cuestiones que analizamos fue nuestro fortalecimiento de las vínculos con las naciones de las Islas del Pacífico, y Estados Unidos ha anunciado nuevos fondos por más de USD 200 millones para el Pacífico durante 2020 como parte del Compromiso del Pacífico.

Recientemente, funcionarios del Departamento de Estado también mantuvieron una serie de deliberaciones virtuales con jefes de misiones de 12 naciones de las Islas del Pacífico acerca de la respuesta al COVID-19, la cooperación económica y para el desarrollo y la promoción de valores compartidos en la región, así como en el Indopacífico de manera más general.

Asimismo, quisiera recordarles a las empresas y a los líderes de los gobiernos que en breve tendrá lugar el Tercer Foro de Negocios del Indopacífico, programado para el 28 y 29 de octubre. En 2018, presenté el Primer Foro de Negocios del Indopacífico y tengo grandes expectativas para la edición de este año.

También somos una fuerza del bien en otras partes del mundo.

El subsecretario Keith Krach acaba de volver de una gira por ocho países europeos. Puedo decirles que resulta claro que la corriente del 5G se ha revertido. Recuerdo que muchos de ustedes se mostraron escépticos; les sugeriría que vuelvan a leer lo que escribieron en ese momento. (Risas). Más de 25 países de la UE y la OTAN integran nuestra Red Limpia y se han comprometido a usar únicamente proveedores de confianza. Y esto es apenas el principio.

Emitimos una declaración conjunta con la UE sobre las sinergias entre la Red Limpia y la Caja de Herramientas para el 5G de la UE.  Dado que la adopción de la Caja de Herramientas cumple los criterios para formar parte de la Red Limpia, ambas pueden trabajar juntas en armonía.

También es importante destacar que las juntas directivas de las empresas de telecomunicaciones de la UE pueden tener responsabilidad personal por las violaciones de la privacidad, de los datos y de la propiedad intelectual en las que incurra un proveedor 5G de “alto riesgo”.

El subsecretario general de la OTAN también ha destacado la importancia de contar con una Red Limpia de 5G en la OTAN. Fue muy grato escuchar eso. Y en ese plano también conseguiremos grandes avances.

Estados Unidos invita a todas las naciones de todo el mundo que veneran la libertad a sumarse a los más de 40 países y 50 empresas de telecomunicaciones transparentes (Clean Telcos) que hasta el momento son miembros de nuestra Red Limpia.

Pasemos ahora a Medio Oriente:

El gobierno de Trump ha contribuido a la seguridad y la prosperidad de nuestros socios en el Golfo mucho más que cualquier administración anterior.

Hoy tuve el privilegio de auspiciar el primer Diálogo Estratégico entre EE. UU. y Arabia Saudita, del mismo modo en que auspicié el diálogo de Qatar el 14 de septiembre. Espero poder hacer lo mismo para nuestros socios en los Emiratos el 20 de octubre.

Acerca de Líbano: Estados Unidos recibe con beneplácito el inicio de negociaciones, previamente hoy, entre el gobierno israelí y el libanés, que tienen por objeto llegar a un acuerdo sobre un límite marítimo. Este encuentro histórico contó con la mediación de Estados Unidos y será auspiciado por el coordinador especial de la ONU para el Líbano, Jan Kubis.

A pedido de ambos países, envié al subsecretario Schenker y al embajador Desrocher a mediar y facilitar la sesión de apertura de las conversaciones, y tenemos el compromiso de ayudar a que se consigan resultados exitosos.

En cuanto al combate continuo contra EI, el traslado de los “Beatles” a Estados Unidos para ser procesados por su presunta participación en torturas y ejecuciones contra rehenes representa un logro importantísimo para Estados Unidos de América. Sus delitos son representativos de aquellos que EI ha perpetrado despiadadamente contra las personas de la región y contra ciudadanos estadounidenses.

Tenemos el firme compromiso de asegurar justicia para las familias de James Foley, Peter Kassig, Kayla Mueller y Steven Sotloff.

El Departamento de Justicia también ha anunciado que Estados Unidos ha conseguido repatriar a ciudadanos estadounidenses retenidos por las Fuerzas Democráticas Sirias que han sido acusados penalmente por apoyar a EI. Ahora hemos traído de regreso a 10 personas adultas que han sido imputadas, así como a 15 menores que ahora tendrán la posibilidad de emprender una vida mejor.

Y quisiera a gradecer a las Fuerzas Democráticas Sirias por sus esfuerzos. Instamos a todas las naciones, sobre todo aquellas de Europa Occidental, a asumir responsabilidad por sus propios ciudadanos que están allí.

Pasemos a una zona más próxima a nuestro país:

El gobierno de Trump ha fortalecido a nuestra región como Hemisferio de Libertad. La OEA, bajo la dirección del secretario general Luis Almagro, ha apoyado en forma enérgica los derechos humanos y la democracia. Y me complacerá encabezar la delegación de EE. UU. que participará en la Asamblea General virtual de la OEA programada para el 20 y el 21 de este mes. Ha llegado el momento de que nuestro hemisferio se enfrente a los regímenes que reprimen a sus poblaciones y desafían el principio de la Carta Democrática Interamericana, es decir, países como Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Confío en que se apruebe una resolución para proteger el derecho a la libertad de conciencia, religión o credo, tomando como base la resolución sobre libertad religiosa que se adoptó el año pasado y que fue la primera sobre el tema.

Me referiré ahora a otras dos cuestiones sobre la democracia en la región:

El 18 de octubre, los bolivianos acudirán a las urnas. Estados Unidos insta a todos los actores políticos a asegurar un proceso creíble y pacífico. Y nos proponemos trabajar con quien sea que el pueblo boliviano elija en forma libre e imparcial como presidente para promover la democracia, los derechos humanos y la prosperidad de Bolivia y del resto de la región.

Y voy a reiterar algo que ya dije una vez: deberían haberse realizado ya elecciones legislativas en Haití. Seguimos reclamando que haya elecciones tan pronto como sea técnicamente posible. Entendemos que la Secretaría de la OEA ha instado a que se celebren estas elecciones para fines de enero.

Por último, tenemos algunas buenas noticias sobre África:

Celebramos los esfuerzos del presidente de la RDC, Felix Tshisekedi, para llevar a cabo una “Cumbre del Congo Oriental” el 7 de octubre. Participarán en las negociaciones los jefes de Estado de Angola, Ruanda y Uganda. Este encuentro demuestra que es posible alcanzar un compromiso de alto nivel y a largo plazo con la paz, la estabilidad y las oportunidades económicas para la convulsionada región oriental de la RDC.


Esta traducción se proporciona como una cortesía y únicamente debe considerarse fidedigna la fuente original en inglés.
Novedades por correo electrónico
Para suscribirse a novedades o acceder a sus preferencias, ingrese abajo su información de contacto.